Menu

TeatrosUna buena manera de aprender las vidas de los santos y valores cristianos para niños y jóvenes.

Teatro de Navidad

 


PERSONAJES: UN LECTOR - MARÍA - JOSÉ - OVEJITA - AMIGO DE JOSÉ - 2 CENTURIONES - UN SEÑOR - UN NIÑO - UNA MUJER - UN HOMBRE - DOS CHICAS - UN CHICO


PRIMERA ESCENA

Se puede oír la canción Marana-tha mientras una persona lee despacio el pasaje evangélico: (Lc 2,1-3). Mientras se lee esto, aparecen en escena dos centuriones, uno de ellos con el pergamino del César. Lo despliega y los dos hacen el anuncio

CENTURIONES: Por orden del Cesar todos los varones del imperio deberán acudir a sus lugares de origen para censarse.

(En un lado se ve a José con un amigo suyo)

JOSÉ: Yo tendré que ir a Belén pues soy de allí.

AMIGO: ¿Y qué vas a hacer con María?

JOSÉ: No sé.... dejarla aquí sola me da miedo, pero hacer tres días de viaje montada en un asno... no sé,... le preguntaré a Ella.

 

SEGUNDA ESCENA:

(Se ve a María barriendo delante de su casa, tiene al lado una ovejita, y se le acerca José con cara de preocupación)

JOSÉ: Hola María, ¿qué tal ha sido la mañana?

MARÍA: ¡Bien, José! Hoy te he preparado un delicioso pastel de higos.

JOSÉ:
(Con aire un tanto serio) ¡Ah, gracias!

MARÍA: Te noto preocupado, ¿pasa algo?

JOSÉ: Sí, tengo que ir a Belén, el César está haciendo un censo.

MARÍA: No te angusties, iré contigo.

JOSÉ: Pero, en tu estado...

MARÍA: Dios lo quiere, ¡hágase en mi según su palabra!, voy a preparar la comida.

OVEJITA: Beeeh, yo también quiero iiiiir...

MARÍA: (mirando a la oveja) ¿Qué haremos con Canela?

JOSÉ: Déjala con nuestros vecinos, seguro que la cuidarán bien.

(Salen de camino con su burrito)

CUARTA ESCENA:

Se lee el siguiente pasaje evangélico: (Lucas 2, 4-6) mientras van apareciendo en escena José y María con el burro, caminando.

JOSÉ: ¿En qué piensas Maria?, ¿estás muy cansada?

MARÍA: Un poco, pensaba en el pasaje de Malaquías: ¨Mas tú Belén, Efratá, aunque eres la menor entre las familias de Judá, de ti ha de salir Aquel que ha de dominar en Israel y cuyos orígenes son de antigüedad, desde los días de antaño”.

Se canta la Virgen Sueña Caminos, mientras se camina.

1ª POSADA: POSADA PLAY- STATION CELULAR:

(Llaman a la puerta, nadie abre. Vuelven a llamar.)

JOSÉ: ¡Por favor! ¿Hay alguien?

(Sale un Señor con un celular)

SEÑOR: ¿Qué quiere?

JOSÉ: Nos gustaría saber si... (llaman al celular y hace que habla)

SEÑOR: Perdone, puede continuar.

JOSÉ: Me gustaría saber si aún tiene sitio... (Llegan corriendo donde el señor.)

NIÑO: ¡Papá, este nuevo juego es estupendo, me paso todo el día frente a la Nintendo y ya he aprendido como salvar las trampas y matar al adversario!

SEÑOR: No me molestes y sigue con tu video juego, ahora no puedo atenderte.
(Mira a José y le hace una señal para que continue)

MARÍA: Lo que mi esposo quiere decirle, es si podría dejarnos un sitio en su posada.

SEÑOR: (LLaman de nuevo al celular) ¡Perdonen! (habla por el celular).
Mire, no tengo sitio; aquí hay un montón de jóvenes jugando, y no podríamos atenderles. Estando así.... (mira a Maria) es mejor que vayan a otro lugar. Aquí no hay espacio para ustedes.

MARÍA: No te preocupes, José, alguien nos ayudara, confía en Yahvé.
(Caminan hacia la otra posada.)


2ª POSADA: POSADA : LA DISCO

(Se oye música alta)
Llaman a la puerta. Contestan desde dentro.

SEÑORA: ¿Quién llama? (Gritando)

JOSÉ: ¡Por favor! ¿Me pueden abrir?
(Sale una señora vestida de negro y con la cara blanca.)

SEÑORA: ¿Qué quieren?, ¿quiénes son ustedes?, ¿qué hacen aquí?

JOSÉ: Hemos venido a Belén, pues yo soy de aquí y tenía que censarme. Ahora no podemos volver a Nazaret, mi esposa está a punto de dar a luz y no tenemos dónde quedarnos y.....

SEÑORA: Esperen un momento, voy a llamar a mi esposo. ¡Reguetón, Reguetón!

SR. REGUETÓN: ¿Qué quieres ahora? Estaba bailando y ya sabes que no me gusta que me molesten cuando bailo.

SEÑORA: Estos dos señores quieren quedarse aquí a pasar la noche, la mujer está embarazada...

SEÑOR: Eso ya lo veo, pero no es posible que se queden en esta posada, hay demasiado ruido y mucho humo. (Mirando a María)
Eso no sería bueno para usted, ¿verdad que no? Además nos gusta beber y no precisamente agua, y ya saben, cuando se bebe demasiado puede resultar peligroso. Además, son ustedes muy raros.

MARÍA: Mi hijo podría ayudarles, aquí hay tanta oscuridad....

SEÑORES: Y, ¿quién quiere más luz? ¡Váyanse y no molesten!

CANTO: José camina, camina

POSADA DE LA PASTORAL JUVENIL: TERRENOS MI CORAZÓN

(María y José esperan a la puerta. Dentro se oye una conversación. Hablan de preparar una fiesta, de invitar a todos los grupos y a todas las zonas. María y José se asoman a una ventana.)

MARÍA Y JOSÉ: ¡Shalom!, ¡Shalom!

CHICA: ¿Has oído algo?

ERIKA: Sí, creo que están llamando. Voy a ver.

(María y José leen el cartel)

MARÍA: Mira, José, seguro que aquí nos recibirán.

ERIKA: ¡Hola! ¿Qué desean?

JOSÉ: Llevamos mucho tiempo caminando. Mi esposa ya está muy cansada y necesitamos un lugar donde pasar la noche. Nadie nos recibe en su casa, todas están llenas.

MARÍA: ¿Podríamos quedarnos aquí?

ERIKA: ¡Carlita!, ¿puedes venir?

CARLITA: Estoy ocupada, Erika.

ERIKA: Lo sé, sólo es un momento.

(Sale Carlita y le cuenta la historia)

CARLITA: Esperen un momento, voy a preguntar a los chicos.

(Aparecen Carlita, Erika y Pablo)

CARLITA: Verán... es que aquí no tenemos sitio. Estamos preparando un encuentro de los jóvenes de la pastoral y vendrán muchos.

PABLO: Sí, vendrán entre 30 o 300. En un autobús o en bici... Aunque todavía no han avisado.

(Carlita y Erika le miran enojadas y se callan).

CARLITA: Como le iba diciendo, es imposible que se queden aquí en la posada “Mi Corazón”

ERIKA: Lo sentimos, pero.....

MARÍA: No se preocupen, seguiremos buscando. (Hacen que se van)

CARLITA: ¡Esperen! Lo que sí podríamos ofrecerles es un lugar en las afueras de nuestro terreno “Mi Corazón”. Es una cuevita de animales.

ERIKA: Pero no tenemos otra cosa.

JOSÉ Y MARÍA: ¡Muchas gracias! ¿Dónde está? (Les señalan el lugar)

CANTO: La mula

(Todos camina detrás de ellos)

JOSÉ: María, siento que tengas que dar a luz al Salvador del mundo en esta cueva. Si al menos estuviese mi amigo Gabriel, te dejaría esto como un palacio.

MARÍA: No estés triste, José. Si es lo que Dios permite, que se haga Su voluntad.

JOSÉ: (Se asoma a la cuevita) ¡Quédate aquí mientras voy a por leña para hacer un poco de fuego. Así no tendremos tanto frío.

(Se lee la cita: Lc 2, 7)

José se acerca a la cueva con la leña y oye llorar un niño. Entra en la cueva con cara de asombro y despacio se acerca a María que tiene al Niño en brazos y le besa. Todos los chicos, oyen en llanto y entran también en la cueva. Todos adoran al Niño y se canta un villancico.

 

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo