Menu

Temas InteresantesTemas variados que se pueden tratar en reuniones con jóvenes o adultos.

La pereza

Hay muy pocos jóvenes que se dan cuenta de que la pereza es mala. No sólo porque cuando uno es perezoso, no está haciendo lo que debería o lo que podría estar haciendo, sino también porque cuando uno pierde el tiempo siendo perezoso, deja la puerta abierta a las tentaciones del enemigo. Pueden meterse pensamientos en la cabeza que nunca se hubieran metido si se hubiera estado trabajando duro y haciendo lo que se debía. La pereza y perder el tiempo son dos de los grandes peligros para la pureza.

La pereza es algo que tenemos que vencer. ¿Por qué? ¿Por qué es mala la pereza? Hay muchas formas o maneras en que uno puede ser perezoso. Aunque, en general, cuando uno es perezoso, es que no está haciendo lo que debería o lo que podría estar haciendo. 

Una forma de ser perezoso es quedarse en la cama media hora después de que suene el despertador, es decir, de la hora en que uno tendría que haberse levantado. Otra forma es no hacer los cargos con empeño y dedicación, sino hacerlos despacio y chapuceramente. Uno podría decir: “¡Pero estoy cansado! ¿No puedo descansar un rato? ¿Por qué tengo que estar siempre trabajando?”.

Hay que entender la diferencia entre descansar y ser perezoso. 

Descansar es, después de haber hecho lo que uno tenía que hacer, parar un rato para después poder seguir trabajando bien. 

Pereza es cuando no estás haciendo lo que deberías estar haciendo.


Y podrías preguntar: ¿Por qué tengo que trabajar? ¿Por qué no puedo quedarme en el sofá todo el día sin hacer nada? Recordad el propósito de vuestra vida. ¿Para qué nos ha creado Dios? Para conocerle, amarle y servirle. Cuando eres perezosa, ¿Estás cumpliendo el propósito de tu vida?

Uno podría preguntar también: Y ¿Por qué me creó Dios con esta tendencia a ser perezoso? Si me creó para conocerle, amarle y servirle y esto es lo que quiere de mi, ¿Por qué me lo pone tan difícil?

No es que Él nos lo haya puesto difícil. Nuestra tendencia a ser perezosos y todas las demás pasiones y vicios vienen del pecado original. 

Cuando Adán y Eva fueron creados por Dios, no tenían que luchar contra sus pasiones, tenían un control completo sobre sus sentidos. Sin embargo, cuando desobedecieron a Dios por orgullo, el hombre perdió el control de sus pasiones. Así de la misma forma en que entonces entró el sufrimiento en el mundo, también entró la lucha del hombre oír conquistar sus pasiones; palucha del ser humano para librarse de los vicios y así poder amar a Dios perfectamente.

Así debido al pecado humano, tenemos que luchar contra la pereza. Y lo hacemos por amor a Dios. Dios nos ama y nos creó a cada uno de nosotros para hacer aquello a lo que a Él nos llama. Por eso, tenemos que hacer lo que Él nos pide y no dejarnos llevar por nuestras pasiones.

Tenemos que devolverle su amor y el modo es haciendo lo que Él nos pide, cada día, incluso en las cosas pequeñas.

¿Cuál es la otra razón por la que tenemos que luchar con toda nuestra fuerza para vencer esta tendencia?

Cuando uno pierde el tiempo siendo perezoso, deja la puerta abierta a las tentaciones del enemigo. Puede meterse pensamientos en la cabeza que nunca hubiera podido meter si estuvieras trabajando duro y haciendo lo que debías. La pereza y el perder el tiempo es uno de los grandes peligros para la pureza.

El tiempo es un regalo de Dios y no debemos perderlo. Debemos usarlo para conocerle, amarle y servirle.

¿Cómo podemos luchar contra esta tendencia que tenemos? Todo es cuestión de fuerza de voluntad. Con la gracia de Dios, podemos; pero tenemos que poner un poco de nuestra parte. El resultado de vencer las pasiones poniendo de nuestra parte, con fuerza de voluntad, es una gran paz interior, dominio de nosotros mismos y en consecuencia, una mayor capacidad para darnos a los demás.

descargar pdf

 

 

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo