Menu

Temas InteresantesTemas variados que se pueden tratar en reuniones con jóvenes o adultos.

La constancia

“Ante el poder arrollador de una voluntad constante, nada se resiste”. Esto es un tema para llevar una reunión o asamblea con jóvenes. Los apartados del tema son: ¿Qué es la constancia? ¿Por qué es imprescindible que seamos constantes? ¿Somos constantes los jóvenes de hoy? Y ¿Cómo podemos conseguir la constancia?

“Ante el poder arrollador de una voluntad constante, nada se resiste”. Esto es un tema para llevar una reunión o asamblea con jóvenes. Los apartados del tema son: ¿Qué es la constancia? ¿Por qué es imprescindible que seamos constantes? ¿Somos constantes los jóvenes de hoy? Y ¿Cómo podemos conseguir la constancia?


Somos capaces de ser héroes por breves instantes.  Pero mantenerse siempre en línea, sin concesiones obligaciones, a lo que nos atrae en este momento, fieles a nuestros propósitos, eso es ya más difícil.

La constancia nos obliga a volver sobre lo propuesto, desafiando la rutina y el cansancio.

Solo conseguiremos fuerza de voluntad a base de actos repetidos de constancia, de levantarnos siempre, de saber que podemos, de exigirnos sin contemplaciones y sin concesiones.

“Ante el poder arrollador de una voluntad constante, nada se resiste.”

(Tomás Morales S.I)   

 
1- ¿Qué se entiende por constancia?
-Actuar siempre en una misma dirección. Una vez fijada la línea de conducta a seguir, no volverse atrás por debilidad, por apetecer otra cosa, por acobardarse ante las dificultades... la constancia es lo que fortalece nuestra voluntad para continuar en una meta que nos hemos propuesto y nos ayuda a vencernos a nosotros mismos para no flaquear en lo cotidiano. La constancia está dirigida hacia un objetivo bueno, una meta o tarea a lograr..

2- ¿Por qué es imprescindible que seamos constantes?

-Para conseguir las metas que nos propongamos. Si hemos adquirido una voluntad constante, superaremos los desalientos. Es volver a empezar a pesar de los fallos y caídas hasta conseguir el fin propuesto.

-Con personas volubles no se puede hacer nada.  Hoy piensan una cosa y  mañana otra.  Empiezan una cosa y no la terminan.  Las grandes empresas solo se encomiendan a personas con firmeza de carácter.  
     

- Necesitaremos ser constantes para lograr cualquier meta o hábito bueno que nos permitirá adelantar en la virtud. La constancia nos hará realizar todo lo que debemos hacer aunque nos resulte pequeño e insignificante el no hacerlo. Desde hacer todos los días los deberes y tareas ni bien llegamos del colegio, (y descansamos un rato mientras tomamos algo), guardar nuestros libros y cuadernos después de hacer los deberes en la mochila o continuar con el buen hábito de coser los botones que hacen falta cada vez que planchamos y vemos que se han caído. 

Necesitaremos constancia para ordenar la pila de remeras del ropero cada vez que sacamos una de abajo o del fondo, sin dejarla toda caída sabiendo que sólo nos llevará medio minuto hacerlo pero preferimos irnos a jugar con nuestros amigos o tomar mate con la vecina. Para agradecer cada vez que recibimos un regalo, contestar una carta o un mail. Para practicar un deporte si lo queremos hacer bien o aprender un idioma si lo queremos hablar sin acento extranjero.
No basta con tener buen corazón, habremos de formarlos en la constancia y la fuerza de voluntad con actos simples como: levantarse siempre con el despertador,...
La constancia suprimirá el “me gustaría” o el “podría” por el “puedo y lo lograré” .

-“Quiero, luego, puedo,” es la expresión de la voluntad constante que no se acobarda ante las dificultades.

3- ¿Somos constantes los jóvenes de hoy?

-No somos constantes porque vamos en busca de lo que nos apetece en cada momento y no de lo que nos conviene.

-El ambiente nos deslumbra con mil solicitaciones que desbaratan nuestra constancia.

-El sexo, la droga, la televisión, el confort...destruyen la posibilidad de empezar a ser constantes.

-El poco amor al sacrificio.  Hay que renunciar a algunas cosas para conseguir otras más importantes.

4- ¿Cómo podemos conseguirla?

-Empezando ya a crearnos un clima de exigencia.  Fuera comodidad.  

        - constancia en los pequeños detalles

         - en la puntualidad

         - en el orden

         - en hacer las cosas bien...

-Sobre todo trazarte un plan de vida, un horario.  Así serás constante en el estudio y más importante en tu vida de intimidad con Dios, oración, examen, sacramentos.

-Tener un gran ideal que te anime a la luchar y compartir.

5.- ¿Qué otras virtudes se consiguen por medio de la constancia?


La constancia es plataforma de otras virtudes -voluntad, paciencia, tenacidad, firmeza, laboriosidad, reciedumbre- y es necesaria para crecer a nivel espiritual, humano, social, intelectual, deportivo… “Quien es constante tiene facilidad para triunfar, porque se habitúa a la lucha diaria que implica esta virtud, dispuesto a vencer las dificultades e inclusive vencerse a sí mismo.”

Constancia y voluntad

Un edificio no se construye de la noche a la mañana, hace falta una buena dosis de voluntad, muchas horas de empeño y una porción de sacrificio para ver una obra culminada. Lo mismo ocurre con los propósitos personales:

“En la formación de la constancia es imprescindible contar con una voluntad fuerte que se acera con el sacrificio personal, no sólo con grandes y aislados sacrificios, sino con pequeños actos de dominio de sí continuados, puestos día tras día, hasta formar sólidos hábitos de conducta. Quien quiere seguir, por ejemplo, un eficaz régimen alimenticio, no estará todo un día sin comer, y al día siguiente, va a consumir el doble. Es necesario hacer pequeñas renuncias continuadas a lo largo de un periodo suficientemente largo para obtener resultados.”

La virtud de la constancia es tal vez la única vía para alcanzar los frutos y una vez se obtienen, la satisfacción recompensa todo esfuerzo realizado, puesto que se ha demostrado a sí mismo que se poseen capacidades tal vez desmeritadas, adicional a esto, se han liberado ataduras que impedían avanzar.

Por tanto, cada quien ha ideado su propia cima, llámese desarrollo personal, espiritual, intelectual… y debe valerse de la constancia para conquistarla.

¿Por qué nos interesa fomentar la virtud de la constancia?



¨ Porque la constancia es necesaria para lograr cualquier meta o hábito positivo.

¨ Porque cualquier logro en la vida implica un esfuerzo sostenido que debe sustentarse en la fortaleza.

¨ Porque el esfuerzo sostenido fortalece la voluntad, elemento indispensable en la vida de todo hombre o mujer maduros.

¨ Porque la constancia se convierte en motivación para seguir adelante.

¨ Porque la constancia en la superación de las dificultades conduce a la perseverancia.

¨ Porque la constancia nos hace lograr las metas propuestas y por consiguiente nos induce a sentirnos satisfechos. El resultado será tener la convicción de poder cumplir a pesar de las dificultades.

¨ Porque la constancia es un apoyo en la formación de la responsabilidad, que es saber responder a una misión a pesar de las dificultades o el tiempo.

¨ Porque sólo quien persevera llega a la meta.
¨ Porque una de las características de la personalidad madura es ser constante en sus determinaciones.


Vivir la constancia significa



¨ Adquirir retos concretos y cumplirlos.

¨ No cambiar de decisión a la primera dificultad.

¨ Hacer opciones estables y mantenerlas en el tiempo.

¨ Cumplir aquí y ahora lo que se debe y cuando se debe.

¨ No decir “podría” y “me gustaría”, sino “puedo y lo lograré”.

¨ No dejar las cosas para después.

¨ Terminar lo que se comienza. No dejar los juegos, tareas y encargos a la mitad.

¨ No desalentarse ante las dificultades.

¨ Saber esperar.

¨ Llevar a cabo las ideas, no solamente imaginarlas.

¨ Hacer las cosas en el momento y hacerlas bien.

¨ Cumplir con esfuerzos aparentemente pequeños y sin importancia.

¨ Mantener el máximo esfuerzo de principio a fin.

¨ Vencerse a sí mismo.


Qué facilita la vivencia de esta virtud



¨ Tener motivos sólidos y trascendentes que impulsen las acciones. Si se tienen claros estos motivos la constancia será más fácil.

¨ Conocer y haber experimentado los beneficios que trae el ser constantes; la satisfacción de ver realizado aquello que se planeó y proyectó, el deber cumplido, por ejemplo.

Qué dificulta la vivencia de esta virtud



¨ Pereza, mediocridad y desaliento.

¨ Ausencia de metas claras.

¨ Metas muy complejas o a muy largo plazo.

¨ Ausencia de medios claros y concretos para alcanzar la meta: si no logro llegar porque no tengo claro el camino claro que abandonaré.

¨ La tendencia actual a la ley del menor esfuerzo y la búsqueda de satisfacción y resultados inmediatos porque no favorecen la lucha diaria y perseverante.

¨ Temperamento emotivo, impaciente y visceral.



Jesucristo nos invita en el Evangelio a luchar por lo que cuesta trabajo, nos anima porque sabe que es difícil: 



“Entrad por la puerta estrecha, porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por él. En cambio es estrecha la puerta y angosto el camino que lleva a la vida, y son pocos los que lo encuentran.” (Mt 7, 13)



“No todo el que me dice: ¡Señor, Señor! Entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” (Mt 7, 21).

Cuatro pasos para formar esta virtud

Sabemos pues, que la constancia es una virtud que se construye con pequeños esfuerzos continuos, para ello proponemos estos cuatro pasos:
1.- Hay que tener metas claras y medios concretos para alcanzarlas.
Si no tenemos un ideal sería como si golpeáramos en el aire. Una meta nos dará un estímulo y sentido a nuestra lucha: terminar una competición en primer lugar; lograr un profundo espíritu de oración; leer un número de libros cada mes; dejar el hábito de fumar; ahorrar una cantidad de dinero antes de tal día; aplicar una metodología en el trabajo, en el estudio, etcétera.
2.- Trabajar la constancia con constancia.
Cada día, aún en aquellos en que el ánimo no es favorable. Si se presentan mil obstáculos buscaremos mil medios para superarlos, siempre con la vista centrada en la meta.
3.- Renovar cada día nuestro propósito.
Debemos renovar nuestro propósito para que esté siempre fresco y presente, y para que no perdamos el sentido del porqué nos encontramos en esta lucha. Al inicio del día o cuando vengan las dificultades, si recordamos nuestra meta tendremos una motivación fuerte para no desfallecer y seguir adelante con el ritmo que hemos conseguido hasta el momento.
4.- Indispensable levantarse si se tiene una caída en la lucha.
De una caída se aprende y se madura. Cuando un corredor cae, se levanta, se sacude si es necesario, y vuelve a emprender la marcha porque tiene fija su mirada en la línea final. Será más consciente de los pasos que no le favorecen y que le pueden causar de nuevo un tropezón y tratará de evitarlos.
En síntesis, y para tener siempre presente: ¡el que persevera, alcanza!

Más sobre la constancia

La constancia, hija de la fortaleza, es la virtud que “nos conduce a llevar a cabo lo necesario para alcanzar las metas que nos hemos propuesto, pese a las dificultades internas o externas o a la disminución de la motivación personal por el tiempo transcurrido, sustentando el trabajo a fuerza de voluntad sólida que nos lleva a un esfuerzo continuado, venciendo las dificultades y venciéndonos a nosotros mismos”.

Los vicios opuestos a la constancia son: la inconstancia (por defecto), que Santo Tomás llama molicie o blandura, debido a la pereza, a la mediocridad, al desaliento y a la ausencia de metas claras. El otro es la terquedad (por exceso) que se obstina en no ceder o cambiar la decisión cuando lo razonable es hacerlo. Empecinarnos en querer pintar el cuarto, (lo que está bien), pero un día húmedo de lluvia, cuando todos nos dicen (apoyados en el sentido común y la experiencia) que la humedad impedirá que la pintura se seque y retrasará el trabajo durante días complicando a todos los de la casa.

descargar pdf 

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo