Menu

Cómo conocí el Hogar
Siervo del Hogar de la Madre

El verano que conocí el Hogar tenía 18 años. Había terminado el primer curso de Bellas Artes y miraba la fe tan sólo como las reglas que me impedían ser feliz pero que podían salvarme. Estaba desorientado pero tenía fe.

Aun así, durante el último año venía sufriendo realmente al ver toda esa incoherencia en que vivía y no ser capaz de mantenerme en gracia. Estaba atado a lo que veía mal y no podía soltarme. Pero como apenas hacía oración, ¿de dónde vendrían las fuerzas? Creo que un problema era que no conocía otra alternativa, un camino limpio y atrayente.

Sí es verdad que comencé a dejar cosas y me sorprendía de tales pasos, pero aún estaba lejos de ver mi fe como la única liberación verdadera.

Cómo conocí el Hogar

Mi primer contacto con el Hogar fue en el año 2000. Acababa de pasar por un período muy difícil unos meses antes, y como resultado de eso, yo había vuelto a la práctica de mi fe.
Descubriendo la devoción a la Divina Misericordia y sintiéndome atraído a practicarla, tuve una verdadera conversión, en la que experimenté de una manera muy personal el infinito amor que Dios tiene por cada uno de nosotros. Esto me situó en un camino de cambio total con respecto al que estaba siguiendo hasta entonces. Estaba tan deprimido que pensaba en el suicidio y no sabía por qué, pero ahora, mirando hacia atrás, me doy cuenta que la razón estaba en la falsedad y vaciedad de vivir la ilusión y las mentiras que el mundo te presenta como camino a seguir. Estaba perdido y sin vida. Dios me sacó del agujero negro en el que me encontraba y por ello le doy gracias.

Fue en este contexto, unos meses después de mi conversión, y habiendo discernido que Dios me estaba llamando a una vida completamente dedicada a Él, cuando conocí al P. Rafael, al P. Félix y al P. Colm. Ellos habían venido a Inglaterra para hablar del Hogar y un amigo mío, en cuya casa se hospedaban, me invitó a conocerlos.

Cómo conocí el Hogar

2003 - 16 años
2006 - 19 años

Comienzo diciendo que Dios nunca se deja ganar en generosidad,

Tenía dieciséis años cuando lo conocí.
Estudiaba en un colegio de religiosas, llegó el tiempo de vacaciones y mis hermanos me dijeron que habían visto a una monjas de blanco y un cura con sotana. Lo de las monjas era algo normal, pero lo del cura ya era raro porque nunca habíamos visto uno, sólo en películas. Pensé que serían las mismas monjas de mi colegio, pero me equivoqué.

Más tarde, una amiga, me contó que aquí en Chone habían llegado unas monjas españolas y yo me acordé de las que me habían hablado mis hermanos y efectivamente, eran las mismas.

Cómo conocí el Hogar

Para hablar de cómo conocí el Hogar, necesariamente tengo que hablar primero de como lo conoció la Hermana Estela, mi hermana.

Ella había asistido a unos ejercicios espirituales dirigidos por el P. Félix,(Siervo del Hogar de la Madre) a finales de 1995. Allí servían como cocineras algunas Siervas del Hogar, y asistieron a los ejercicios jóvenes del Hogar. Quedó tan enamorada de esa espiritualidad que llegó a casa totalmente entusiasmada.

Ella pertenecía a la Renovación Carismática, con lo cual yo ya estaba bastante acostumbrada a que ella hablase de Dios. Sin embargo, yo era mucho más fría espiritualmente. Hacía ya tiempo que había abandonado los sacramentos y que el Señor se había convertido para mí en Alguien, que en caso de que existiese, se encontraba bastante lejos de tener algo que decir en mi vida.

Cómo conocí el Hogar

2001- 14 años
2006- 19 años

Siempre definimos el Hogar como “el regalo que el Señor le quiere hacer a su Madre” y las personas del Hogar nos sentimos como almas que Nuestra Madre ha escogido para Ella. Yo pienso que Nuestra Madre me tomó para sí el día en que mis padres me consagraron a Ella pasándome por el manto de la Virgen del Pilar cuando yo era pequeña.

No recuerdo quién me enseñó a rezar tres Ave Marías. La Salve me la enseñó mi profesora del colegio y yo cada noche la rezaba porque me gustaba aunque no entendía lo que significaba. Cuento esto porque ahora pienso que aquellas primeras oraciones fueron fundamentales y que, aunque yo no entendía lo que quería decir, la Virgen no se olvidó de aquel “vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos” ni de aquel “ruega por nosotros pecadores”.

Cómo conocí el Hogar

1998- 13 años
2006- 21 años

El Señor tuvo la gran misericordia de hacerme conocer el Hogar cuando tenía 13 años. Fue por medio de mi hermana Ana. Ella fue a estudiar Trabajo Social a la universidad de Cuenca, ya que en Ciudad Real, de donde yo soy, no se podía acceder a estos estudios. Allí, providencialmente, coincidió con dos candidatas de las Siervas del Hogar de la Madre, que la invitaron un día a comer a casa, otra vez a unas convivencias, etc. Resumiendo la historia... se entusiasmó con el Hogar, tanto, tanto, que cuando venía a casa los fines de semana no paraba de hablar de un tal Hogar que había conocido. A mí esta palabra sólo me llevaba a pensar en el Hogar del Jubilado que había cerca de mi casa donde los “abueletes” iban a jugar al billar y a pasar el rato.

Cómo conoci El Hogar

1998- 23 años
2006- 31 años

Hola, soy la hna Leticia Enríquez C. Y la pregunta es ¿que cómo conocí el Hogar de la Madre? Bueno, yo nací en la ciudad de Toluca, estado de México. Todo empezó en el ’98 cuando unos amigos de la familia nos llamaron por teléfono, invitándonos a una charla y después a misa en una iglesia de la ciudad de México (a hora y media de donde vivo). La charla la daría un sacerdote fundador de una institución religiosa, que venía de España junto con la Madre Ana y otra hermana; nos explicaría cómo nació el Hogar de la Madre y sus misiones.

Unos amigos del grupo al que yo pertenecía (Jardín de María) junto con mis hermanas, decidimos ir a conocerlos.

Como conocí el Hogar

1988- 13 años
2005- 30 años

¿Cómo conocí el Hogar?… Yo diría más bien que el Hogar me conoció a mí ¡Me explico! Mi padre era un gran amigo de Mamie desde muy jovencito. Pasaba todo el tiempo libre que tenía en su casa. Ella estuvo en su boda y cuando yo nací Mamie me regaló una medalla… Así que antes de yo ser consciente, ya tenía relación con la que sería la semilla enterrada y ofrecida que daría como fruto el Hogar. El Hogar estaba en mi vida antes incluso de que él mismo naciera. ¡Qué suerte tengo! ¿no?

Sólo hizo falta esperar un poquito hasta que crecí y me mandaron a los campamentos. Todavía me acuerdo. Estábamos en casa y mi padre nos dijo a los dos mayores que había pensado mandarnos a unos campamentos en Cervera de Pisuerga. Íbamos a dormir en la montaña en tiendas de campaña… linternas, gorra, botas, cubiertos metálicos, marchas, río, bichos… ¡Buenoooo…! ¡Menuda alegría nos dio!

Cómo conocí el Hogar

1999: 22 años
2005: 28 años

¿Cómo conocí el Hogar? Pues para mí es muy evidente: fue por la providencia de Dios y todo dirigido por la mano de la Virgen Santísima.

Yo estaba estudiando un curso de turismo porque quería irme a vivir a Medjugorie. Había estado allí un poco antes y tuve una experiencia del amor del Señor hacia mí tan fuerte que cambió toda mi vida. Volví de allí con un deseo muy grande de dejarlo todo y trabajar para el Señor. ¿Pero cómo? No sabía. En mi corazón le pedía al Señor pertenecerle sólo a Él y dedicar toda mi vida para Él

Cómo conocí el Hogar

1982- 16 años
2004- 38 años

El año 1982 yo estudiaba 3° de BUP en el I.N.B. “El Greco” de Toledo. Tenía 16 años. Un compañero de clase, Rafa Samino, que había estado ya en los campamentos de verano que organizaba el P. Rafael, me invitó a ir al campamento de aquel año que se celebró en Valle de Cabuérniga, Cantabria, en la segunda quincena de julio.

En el silencio de aquellas montañas, Dios me estaba esperando. En los ratos de oración solitaria que teníamos, tuve mis primeras experiencias de encuentro personal con Dios. Descubrir un Dios vivo, realmente cercano, que me conocía hasta el fondo de mi ser y me amaba, cambió por completo mi vida cristiana, casi inexistente y superficial hasta entonces.

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo