Menu

Cómo conocí el Hogar

Conchi García del Pino

Cómo conocí el Hogar

1982- 19 años
2004- 41 años

Nací en Ocaña, un pueblo de Toledo, España. Soy la cuarta de nueve hermanos. Mis padres son maravillosos, nos han educado siempre en la fe y en el amor y temor de Dios.

En el período de la adolescencia y primera juventud yo también pasé mi crisis o bache espiritual.
Interiormente vivía muy lejos de Dios porque sobre mi conciencia pesaban pecados mortales. Yo no estaba contenta con esta situación y quería cambiar, ser diferente; porque vivía muy triste por dentro, lloraba siempre por las noches y a solas; aunque al exterior parecía todo lo contrario.



Yo quería ser buena, quería ayudar a los demás, pero me daba mucha vergüenza confesarme y esto dificultaba las cosas.

Cuando tenía 17 años conseguí confesarme. Después de la confesión le dije al Señor que a partir de entonces prometía no volver a caer en el pecado mortal y hacer siempre lo que a Él le agradase; que ya había pasado bastante tiempo alejada de Él y no quería seguir pasándolo mal.

Ese curso empecé a estudiar COU. Los estudios nunca fueron maravillosos pero al final conseguí aprobar todo. Había decidido estudiar Psicología en Salamanca para poder ayudar a otros jóvenes y niños, porque yo quería salir del pueblo, sentía la necesidad de ser diferente, ser alguien.

Ya estaba todo preparado: me habían concedido una beca para estudiar en Salamanca y había estado allí para buscar residencia, sólo me faltaba aprobar el examen de Selectividad… ¡y lo suspendí!

Es aquí donde el Señor me hizo "un cambio de agujas". ¡Cómo lloré esos días!, me veía obligada a quedarme un año entero en mi pueblo, perdiendo la posibilidad de la beca de estudios. Pero... de forma providencial, a principio del curso trasladaron a Barcelona, por motivos de trabajo, a mi tío (padre de la Hna. Reme). Mi prima debía estudiar COU y no quería dejar el Instituto de Toledo. Lo hablamos entre nosotras y pedimos a nuestros padres que me dejasen a mí ir a Toledo para vivir con mi prima, así mientras ella estudiaba COU yo asistiría con ella a clase y esto me serviría como preparación para el examen de Selectividad.

Accedieron a nuestros deseos y así ese curso 1981-1982, lo vivimos juntas en Toledo.

El P. Rafael por aquel entonces era catedrático de Historia en el Instituto donde estudiaba mi prima. Ella ya le conocía, asistía a las reuniones que organizaba él con jóvenes. Yo comencé a conocer al P. Rafael y a Mamie.

Habíamos comenzado a llevar una vida espiritual: hacíamos oración por la mañana y por las tardes asistíamos a la misa que celebraba el Padre y luego nos íbamos con él a su casa para estar también con Mamie. Cuando el Padre comenzó a celebrar las misas para los estudiantes por las mañanas en la capilla de S. Antón, al lado del Instituto, a veces después de misa nos íbamos a desayunar con Mamie.
Ese curso nos convertimos en las sombras de Mamie y el P. Rafael, siempre estábamos con ellos y los acompañábamos a donde fueran de viaje.

También durante este curso el Padre nos hablaba de hacer un compromiso, de empezar un grupo serio de jóvenes con vida de oración y compromiso de apostolado. Nosotras decíamos que sí a todo. Organizamos una peregrinación con chicas a Roma, en el mes de Julio. Y durante esta peregrinación el Padre, antes de llegar a Roma, en Lourdes, nos habló a un grupito de catorce chicas sobre la posibilidad de empezar el grupo y hacer un compromiso. De esas chicas respondimos seis afirmativamente y el dia 29 de Julio de 1982, ante la tumba de S. Pedro en el Vaticano, hacíamos nuestro primer compromiso en el Hogar, naciendo así el Hogar de la Madre de la Juventud.

Yo me sentía como "pez en el agua", feliz de verdad, había encontrado mi sitio, realmente me sentía consagrada a Dios y a Nuestra Madre y quería dedicar toda mi vida a Ellos entregándome en el Hogar. El Hogar era mi vocación; aunque todavía no había descubierto mi vocación como Sierva, esto lo descubriría a los dos años, después de pedirle mucho al Señor que me mostrara cuál era mi puesto dentro del Hogar.

 

©Revista HM º118 - Mayo/Junio 2004

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo