Menu

Entrevistas

Hablamos con P. Gabriele Amorth

Exorcista de la Archdiócesis de Roma

El P. Gabrielle Amorth de la Congregación de San Pablo, es licenciado en Derecho y miembro de la Pontificia Academia Mariana Internacional. Presidente honorario de la Asociación de Exorcistas que él mismo fundó en 1990, y la cual presidió hasta el año 2000. Es exorcista en la diócesis de Roma desde hace veinte años.
Podría pensarse, a través de algunas fotos que se han divulgado, que es un hombre triste, serio y preocupado por el trabajo que tiene que realizar, pero las apariencias engañan. El P. Amorth no es en absoluto triste. Es una persona dulce, serena y muy espiritual. Entre sus amigos tiene fama de ser un bromista. De hecho, su actividad como exorcista comenzó cuando bromeaba con el Cardenal Ugo Poletti, vicario del Papa en la diócesis de Roma. Este, le pidió que se dedicara, jornada completa, a exorcizar a personas afectadas por Satanás debido a que el P. Candido Amantini que se dedicaba a ello, estaba enfermo y necesitaba ayuda. "En aquel momento pensé que era una broma, la verdad, pero comprendí que me necesitaban y acabé aceptando”.


¿Qué es un exorcismo y para qué sirve?
Es una oración oficial hecha en nombre de la Iglesia, por tanto, un sacramental. Y sirve para liberar a las personas de la posesión diabólica o de males causados por el demonio.

¿ Recuerda cuántos ha realizado en su vida?
Es difícil decirlo, porque me dedico sólo a esto desde la mañana a la tarde, los siete días de la semana, desde hace veintiún años. Así que han sido ya varios miles.

¿ Recuerda el primer exorcismo que realizó?
La primera experiencia dura fue con un campesino que tenía veintisiete años. Se necesitaban seis personas robustas para sujetarlo porque tenía una fuerza verdaderamente grande y se ponía muy furioso. Incluso levitaba durante el exorcismo. Para mí fue un caso muy extraño porque normalmente hacer hablar al demonio es muy difícil. En este caso, sin embargo, hablaba por iniciativa suya y mucho. Y además, me hablaba siempre en inglés, lengua que él no conocía y yo tampoco. Por ello necesitaba siempre una persona que me tradujese al italiano. Dijo incluso el día en que saldría. Efectivamente, ese día salió. Cuando volvió a mí para hacer otro exorcismo de control vi que realmente estaba liberado. Le pregunté si se había dado cuenta del momento en que fue liberado y me dijo que estaba en el campo y que cree haber dado un gran grito. Pero nadie lo oyó.

¿ El exorcismo tiene éxito a la primera?
Los exorcismos son muy lentos. Generalmente para liberar a una persona se necesitan muchos años. Tengo personas que continúan viniendo después de quince ó veinte años. Pero, sí es verdad, que aunque no siempre se llega a la liberación total, siempre se consigue un cierto alivio. Y va disminuyendo la acción del demonio, hasta el punto que sólo se deja sentir en los momentos de crisis. Estas personas, en general, pueden desarrollar una actividad normal, aunque sea con grandes sufrimientos que nadie ve. Sufrimientos sobre todo en la cabeza y el estómago.

Hablemos del diablo. ¿Es una persona?
Es un ángel y por tanto, un espíritu puro creado bueno por Dios y que se pervirtió porque se rebeló. Si no se hubiera rebelado continuaría siendo un ángel en el paraíso. Posee una inteligencia muy grande, inmensamente mayor a la nuestra. Es un ser personal. Además, los diablos son muchos, basta pensar en un cielo estrellado.

¿ Cómo es el rostro de Satanás, como se representa?
Satanás, siendo espíritu puro, no tiene rostro, no tiene cuerpo. Si quiere presentarse y hacerse visible debe asumir un cuerpo provisional. La forma como nosotros solemos representarlo con alas, en forma de murciélago, con las pezuñas, los cuernos, es una forma que a él le gusta mucho porque lo ridiculiza y favorece que no se crea en su existencia. El demonio cuando se presenta toma formas distintas según el efecto que quiera provocar. Por ejemplo, al P. Pío se le presentaba en general como un perro feroz que quería subírsele encima. Otras veces se presentaba como Jesús o como María y otras veces como su director espiritual o como su Padre Guardián. Este le daba órdenes que le sorprendían mucho, entonces acudía al Padre Guardián a preguntarle si él le había dado esa orden. Ante la respuesta negativa de éste, comprendía que era el demonio.

¿ Cómo actúa el demonio?
Tiene una doble actividad: una normal y otra extraordinaria. La normal es llevar al hombre al mal para hacerlo caer en el pecado. Es la actividad que el demonio aprecia más y todos estamos sujetos a ello desde el nacimiento hasta la muerte. Tanto, que incluso Jesús siendo hombre, aceptó ser tentado por el demonio. La acción extraordinaria, que es más rara, es la de dar males particulares que pueden culminar en la posesión diabólica.

¿ Qué persigue el demonio con la posesión?
Tiene odio a Dios y por eso lo que busca es convencer a las personas para que cometan el pecado y arrastrarlas al infierno. Cuando el demonio posee a una persona dice continuamente: esta persona es mía, me la han dado, me ha sido entregada, me pertenece.

¿ Qué ha aprendido de Jesús en esta actividad que realiza?

Juan Pablo II dijo explícitamente que actuar como exorcista había sido una de las principales actividades de Jesús. Vemos, cómo efectivamente en diversas ocasiones expulsó el demonio y la gente se maravillaba de este poder suyo y de que los demonios le obedeciesen. Pero ese poder de expulsar los demonios también nos lo ha dado a nosotros. En Mc.16,17 dice: “Los que crean en Mí, en mi nombre expulsaran demonios”. Por tanto, cualquier fiel, si cree con verdadera fe en Jesucristo, podrá, con su fuerza y su poder, expulsar demonios.
Hay dos formas de lucha contra el demonio en su acción extraordinaria. Por un lado, el exorcismo que es un sacramental instituido por la Iglesia, reservado a los sacerdotes que tienen la autorización de sus Obispos. Y luego están las oraciones de liberación que son oraciones privadas y estas las puede hacer cualquiera. Vemos en la vida de grandes santos que sin ser exorcistas, expulsaron demonios. Es el caso por ejemplo de Santa Catalina de Siena o de San Benito, aunque no ejercía como tal, ni era sacerdote, tenía una gran fuerza contra el demonio.

¿ Cómo se llega a esta posesión diabólica? ¿qué medios usa el demonio?
Usa muchos medios. A veces, como los sufrimientos ofrecidos al Señor por las almas tienen gran valor, es Dios mismo quien permite la posesión. Tenemos varios santos que han sido poseídos por el demonio incluso durante largos períodos o bien han tenido tormentos del demonio. Basta pensar en el Padre Pío que todos los días de su vida fue golpeado por el demonio. A él le gustaba decir: “siempre lo he vencido yo”.
Otras veces, sin embargo, se entra en posesión del demonio o bajo su influencia y se tienen ciertas molestias aunque sin llegar a la posesión, por culpa nuestra, cuando se practica el ocultismo. Hoy por desgracia, con la caída de la fe, crecen más las supersticiones y tenemos tantos jóvenes y no tan jóvenes que realizan sesiones de espiritismo, satanismo, magia. Sólo un dato: en Italia tenemos trece millones de italianos que acuden a que les echen las cartas o bien frecuentan los magos.
Por último, la vía más frecuente por la que uno es atormentado por el demonio es por medio de un maleficio. Es posible que una persona se dirija a un mago, a un brujo, o a alguien relacionado con el demonio y le pague para que realice un maleficio sobre una persona. Si la persona está en gracia de Dios, si reza, es difícil que el maleficio tenga efecto. Pero si la persona está menos protegida desde el punto de vista espiritual, es más fácil que el maleficio le afecte.

¿ Se ha desanimado alguna vez ante las fuerzas del mal?
Desanimarme nunca. Pero sí cierta desilusión por la lentitud y el tiempo que se requiere para llegar a la liberación o a una mejora. Sólo he tenido un caso en el que bastó un único exorcismo. Se trataba de una chica que había sido poseída por el demonio la tarde anterior y sólo necesitó una sesión para quedar liberada. Cuanto más tiempo está el demonio en una persona más profundas son las raíces. Muchas veces vienen a mí, personas de cuarenta, cincuenta años y recordando su historia se llega a la conclusión de que el demonio las poseyó cuando tenían dos ó tres años.

¿ Cuáles cree que son las principales necesidades de la Iglesia de hoy?
Pablo VI en un discurso del 15 de noviembre de 1972 se planteaba la pregunta: “¿Cuál es la necesidad más grande de la iglesia de hoy?: es la defensa de aquel mal que llamamos Demonio”. Por desgracia hoy en día hay sacerdotes y Obispos que no creen y por ello, a veces es muy difícil encontrar exorcistas. Durante tres siglos, por motivos varios, en la Iglesia católica latina prácticamente se abandonaron los exorcismos. No se estudia ya en teología. Los sacerdotes salen del seminario sin conocer estas cosas. Existen naciones enteras como Alemania, Austria, Suiza o Portugal, que no tienen exorcistas.
Pero se puede decir que ahora hay un ligero aumento de exorcistas. Yo he buscado lo más que he podido divulgar la existencia del demonio, hacer reconocer su presencia.

¿ Cómo se reconoce la presencia del demonio?

Siempre pido antes de que la persona venga a mí, que se realice un diagnóstico médico. Normalmente cuando una persona siente estos males y problemas, lo primero que hace es ir al médico y al psiquiatra. Lo más difícil es distinguir el mal maléfico del mal psíquico. El recorrido normal es ir al psiquiatra pero no consiguen ningún resultado. Comienzan a sospechar que su mal no es natural. Y acuden al mago de quien reciben un daño mayor. En este momento es posible que una persona con más práctica en estos asuntos le sugiera que vayan al exorcista.
A través de las oraciones de liberación y curación se llega a descubrir si se trata de un caso de posesión por las reacciones extrañas de la persona, entonces se ve que hay necesidad de exorcismo. Otras veces no se trata de nada maléfico. Son sólo enfermedades físicas que la ciencia no consigue todavía curar.

¿ Qué diferencia hay entre un mago y un exorcista?
Un mago actúa con la ayuda de Satanás y en fuerza del poder que le da Satanás y el exorcista actúa en el nombre de Jesús con la fuerza que le viene de Jesús. Por ello es muy importante la fe, tanto en el exorcista como en la persona que es exorcizada, en los amigos, en las personas que le acompañan, los que rezan por él. En los sacramentales son muy importantes las oraciones. Yo siempre tengo folletos con los diez mandamientos porque las personas ya no los conocen. La primera pregunta que yo hago siempre a la persona, es si va a Misa, si se confiesa, si reza.

Cuando llega alguien diciendo que el demonio no existe, ¿qué les dice?
Respondo con las palabras de Juan Pablo II a quien una vez le planteé esta pregunta:“Santidad, encuentro muchos Obispos que no creen en el demonio. Y Juan Pablo II respondió seco: “Quien no cree en el demonio, no cree en el Evangelio”.

¿ La música puede ser también un instrumento diabólico?
Es un instrumento diabólico muy usado y muy eficaz. Basta pensar en la música metal, el rock satánico. Por desgracia multitudes enteras de jóvenes entran en el satanismo a través de estos cantantes satánicos.

¿ Cuál es el gran éxito de Satanás?
Precisamente hacer que no se crea en su existencia porque así puede actuar con toda libertad. Hoy la influencia de Satanás en el mundo es fortísima, hasta el punto que puede atacar no sólo a personas individuales sino también a masas de personas. De hecho cuando invoco durante los exorcismo la intercesión de Juan Pablo II el demonio se pone muy furioso. En una ocasión le pregunté: “¿Por qué tienes tanta manía a Juan Pablo II?” Me respondió: “porque ha roto todos mis planes”. Pienso que se refería precisamente a la caída inexplicable del comunismo en Europa.

¿ Cree que el satanismo se está difundiendo?
Por desgracia se esta difundiendo cada vez más. Cuando cae la fe aumenta la superstición. El hombre no puede estar sin nada.

¿ Y no podría Dios bloquear la acción de Satanás y la obra de los magos o brujos?
Es una pregunta que me han hecho muchas veces. Esto forma parte de los planes de Dios que nos ha dado la libertad. Permite que el hombre sea tentado. Pero San Pablo nos dice que nunca permite la tentación por encima de nuestras fuerzas. Si el hombre se rebela contra Dios y por su culpa cae en el pecado, Dios le da mil ocasiones para convertirse. No es Dios quien manda al infierno, es el hombre quien va por su propio pie.

¿ Se puede hacer un exorcismo contra la voluntad de una persona? ¿y a distancia?
Si una persona no quiere, no se le puede imponer y en ese caso no se puede hacer nada. Sí, es posible hacer exorcismos a personas lejanas aunque se necesita un contacto. Yo hago muchos exorcismo por teléfono pero siempre a personas que ya he conocido personalmente. Tienen gran eficacia. En estos casos también dialogo con el demonio.

¿Cómo ayuda la Virgen María ante las fuerzas del mal?

María ayuda muchísimo. El demonio tiene terror a la Virgen. La tiene terror porque la Virgen le aplasta la cabeza. Varias veces me han preguntado si también la Virgen fue tentada por el demonio. Ciertamente. Desde el nacimiento hasta la muerte. Pero siempre venció. Y el demonio en ciertas ocasiones ha hecho elogios de María porque a veces Dios le obliga a decir la verdad. En cierta ocasión un amigo mío exorcista preguntó al demonio qué era lo que más le hería de la Virgen, por qué le tenía tanta manía. Y le respondió: “porque es la más pura de todas las criaturas y yo soy el más inmundo; es la más obediente de todas las criaturas y yo soy el más rebelde, es aquella que nunca ha cometido ni el más mínimo pecado y por ello me vence siempre”.

©Revista HM º135 Marzo/Abril 2007

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo