Menu

Entrevistas

Entrevista a Ana Isabel Tollet

ana-Isabel-revLa periodista Ana Isabel Tollet, es coautora, junto a la joven madre cristiana condenada a muerte por blasfemia en Pakistán, del libro Asia Bibi ¡Sacadme de aquí! Ana Isabel Tollet, ha sido presentadora de televisión del Canal France 24, además de corresponsal de esta cadena en Pakistán en el período 2008 a 2011. Allí en Pakistán conoció la historia de Asia Bibi. Recientemente estuvo en Madrid dando a conocer la historia de esta cristiana pakistaní y pudimos entrevistarla.

¿Qué es lo que te ha movido a escribir este libro? ¿Cuál es el origen de este proyecto?
Viví tres años en Pakistán y, leyendo un periódico, encontré un artículo –aunque era muy corto- sobre una mujer que había sido condenada a muerte por haber insultado al profeta Mahoma. Entonces empecé a investigar sobre ella y viajé a su pueblo, Punjab, que está a cuatro horas de Islamabad, para conocer mejor su historia. Allí, encontré muchos datos que no eran claros y que había un malestar hacia los cristianos.

Yo era amiga de Shahbaz Bhatti y le pregunté si él sabía algo sobre esta historia. Me respondió afirmativamente. Desde ese momento pude saber más sobre la historia de esta mujer que, después de haber estado en prisión un mes, fue condenada a muerte. Le pregunté también sobre su familia y fui a hablar con su esposo y sus hijos. Ellos recibían amenazas continuas y tenían mucho miedo. Les propuse ayudarles con reportajes y otras publicaciones a través de la televisión. Comencé a hacer esos reportajes y un editor de París me aconsejó escribir un libro, porque a través de la televisión la historia dejaría de ser noticia en un tiempo breve. Se le daría más importancia con la publicación de un libro. Entonces pregunté a su familia si ellos estarían interesados y a Shahbaz Bhatti si sería conveniente. En cualquier caso, la situación no podía empeorar, porque ella ya estaba condenada a muerte. Solamente podría ayudar a dar más esperanza de obtener un resultado positivo.

¿Cuál era el objetivo del libro?
El objetivo del libro era el de poder dar voz a Asia Bibi mientras se encontrase en prisión. Pedí a las autoridades poder hablar con ella, pero ellos, obviamente, por varias razones, entre ellas la seguridad y por ser periodista occidental que podría mostrar al exterior una mala imagen de Pakistán, no me dejaron verla. Gracias a las visitas que concedían a su esposo una vez a la semana, pude redactar la historia completa de lo que estaba sufriendo. Le pregunté sobre toda su vida, desde la infancia, hasta el momento que estaba viviendo en la prisión.

libro-rev¿Qué es lo que quieres transmitir con este libro?
La primera razón, que ya sería suficiente, es ver si soy capaz de poder ayudar a una mujer, madre de cinco hijos, a seguir viva. Sus hijos no entienden por qué su madre ha de-saparecido, no entienden las constantes amenazas que reciben y por qué siendo pakistaníes, habiendo nacido y vivido allí siempre, se sienten perdidos. Y es que no hay ninguna razón por la que se les deba echar de su país o tratarles de ese modo. Otra de las razones por las que he escrito el libro es para ayudar a través del ejemplo de Asia Bibi, a miles de personas que son maltratadas y condenadas a muerte por razón de sus creencias religiosas. Y mostrar a la comunidad internacional que existe una ley legítima del gobierno de Pakistán por la que fácilmente pueden condenar a personas inocentes. Todos los días se manda gente a prisión.

¿Nos puedes hablar de la realidad de un cristiano que vive en Pakistán?
Los cristianos son seis millones de una población de 180 millones. Son un 3% de la población, que prácticamente no es nada. El estado de Pakistán es un estado islámico bajo la ley de la Sharia. Por lo tanto, al ser una minoría religiosa, los cristianos, son considerados como ciudadanos de segunda clase. Ni siquiera tienen el mismo pasaporte que los musulmanes. Con esto quieren transmitir a todos que son distintos, que son los mejores, que son los verdaderos pakistaníes. Por este motivo, los cristianos viven muchas veces en una especie de guetos. No tienen dinero porque no pueden acceder a buenos puestos de trabajo, porque el gobierno lo impide. Realizan normalmente trabajos muy sencillos, como el de recoger fruta. No tienen tampoco acceso a una buena educación porque las escuelas son caras. Las únicas escuelas gratuitas son las Madrasas pero tienes que ser musulmán para ser admitido. Por lo tanto, reciben una educación mínima, muy limitada.

Desde hace varios años, los cristianos están bajo sospecha de ayudar a Occidente y atacar al Talibán y a los estados islámicos. No ser musulmán implica que todos tienen que tener cuidado contigo, porque eres visto como un personaje sospechoso. Normalmente, sin embargo, no son perseguidos, pero tienen que tener mucho cuidado, ser discretos y no hablar de su fe.

¿Nos puedes decir por qué Asia Bibi está en prisión y cuál es su estado actual?
Ella está en prisión porque una campesina vio a Asia Bibi cogiendo agua de un río, y por ello, según esta mujer, la convirtió en agua impura. Asia Bibi había trabajado como sirvienta durante años en una casa de musulmanes y nunca le habían acusado de algo semejante, por eso no comprendió la razón por la cual le acusaba. Ella misma dijo a la señora que pensaba que Mahoma no estaría de acuerdo con su acusación. Entonces la señora se enojó muchísimo y le dijo que era cristiana impura y que al decir el nombre de Mahoma sin ser islámica, había cometido una blasfemia, y que la única manera de salvarse era convertirse al Islam.

Asia Bibi le respondió diciendo que ella era cristiana y no quería ser musulmana, que aunque respetaba a Mahoma, creía en Jesucristo. Esta es una demostración fuerte del valor de Asia Bibi, pues ella sabía que esa proclamación de su fe le iba a dar muchos problemas. De todas formas, no se imaginaba que iba a llegar al punto de ser condenada a muerte.

manifestacion-rev¿Crees que hay posibilidades de que sea liberada?
Por supuesto, espero lo mejor. Con la publicación de mi libro en Francia, en España y en otros países de Europa, espero que los políticos manifiesten su deseo a Pakistán de liberar a esta mujer, condenando el comportamiento que se está teniendo hacia ella. Al menos, para todo el mundo se ha puesto de manifiesto que el gobierno pakistaní tiene en prisión y ha condenado a muerte a esta mujer. Y gracias a este libro, al menos las autoridades pakistaníes y la policía penitenciaria son mucho más conscientes de las condiciones horribles en las que vive Asia Bibi. Gracias a esto ella aún sigue con vida. Este libro también ha ayudado a que sea protegida mientras está en prisión.

¿Por qué este afán por matar a esta mujer? 
Asia Bibi se ha convertido tristemente en una imagen de la ley contra la blasfemia. Hubo una propuesta de reformar esta ley pero los fundamentalistas religiosos lo rechazaron porque querían fortalecer aún más el Islam, acentuándolo desde el punto de vista de la ley para hacer que la gente viva de acuerdo a un estado musulmán. Asia Bibi es un símbolo de la necesidad de ir contra esta ley.

¿Es cierto que se ha ofrecido una suma de dinero para quien la mate en prisión?
Sí, es cierto que se ha ofrecido una recompensa para la persona que ejecute a Asia Bibi. 100.000 euros, que en Pakistán es muchísimo dinero, porque el sueldo normal es de unos 100 euros mensuales. Los fundamentalistas islámicos quieren matar a Asia Bibi para poder salvar sus leyes. No quieren perder esta ley antiblasfemia que es tan eficaz para ellos.

¿Qué supondría su liberación para Pakistán y para el mundo entero?
Si Pakistán libera a Asia Bibi, demostraría que es un país democrático islámico. Y entonces no habría ninguna razón por la cual deba tener este tipo de leyes en vigor. Y si Pakistán no responde, se declararía como un país completamente dictatorial, y que gobierna a través del terror y de la manifestación política. Pero sería fantástico que Pakistán se volviese más abierto a cuestiones de religión. De esta manera, para el mundo sería una demostración de que los pakistaníes no son fundamentalistas religiosos, que no son del Talibán.

familia-rev¿Cómo pudiste tener contacto con Asia Bibi estando en prisión?
No me dejaron entrar a verla a pesar de que insistí ante las autoridades, pidiendo también la ayuda de Shahbaz Bhatti. Estaba fuera de cuestión que una periodista extranjera occidental, hiciera una entrevista a Asia Bibi estando en la situación en la que está. A pesar de todo, he podido hacerlo con la ayuda de su esposo a través de una batería de preguntas. Su esposo le hacía las preguntas que yo le había dado, le pedí que respondiera de manera muy precisa sobre todo lo que había pasado y dando muchos detalles, y que no dejara nada sin contar. Cuando ella respondía a su esposo, me estaba respondiendo a mí. Yo iba todas las semanas al centro penitenciario para hablar con su esposo y obtener las respuestas que le había dado Asia Bibi. Al ser tan pobres, él no ha recibido educación y no sabe escribir, por eso yo tenía que recoger las respuestas antes de que se le olvidasen los detalles.

¿Qué es lo que más te impresiona de Asia Bibi?
Es muy curioso que, sin haberla conocido en persona, tengamos una relación tan especial. A través de todas las preguntas que le he hecho y escuchando sus respuestas, nos hemos hecho casi de la familia. De hecho, ella me llama hermana, y yo también tengo este mismo sentimiento hacia ella. A través de su familia he podido conocerla en profundidad. A veces, le preguntaba cosas que tenían poco que ver con los hechos en sí. Por ejemplo, sobre cómo era su vida diaria de matrimonio. Al inicio, estas preguntas fueron recibidas por Asia Bibi con sorpresa, pero después terminó diciendo todo lo que había en su corazón. Estoy muy impresionada por esta mujer, por su coraje y por su fe, porque viviendo en unas circunstancias de este tipo, me cuesta comprender cómo es capaz de mantener aún la esperanza y el hecho de que ella perdone a todas las personas que han actuado en su contra, que no haya perdido su fe.

¿Cómo afronta Asia Bibi su posible muerte?
Por una parte, ella afronta su muerte de forma serena, porque sabe que será bien acogida en el cielo. Pero, por otra, tiene mucho miedo por sus hijos, pues siendo madre sabe que sus hijos sufrirán horriblemente. Aun así, dice que está dispuesta a morir si de esta manera su martirio puede ayudar a otra gente. Y esto es admirable.
Ella está serena desde que se ha publicado este libro. Eso es lo que le ayuda además de su fe. Porque sabe que a través de este libro, la gente y los países del mundo se han enterado de su historia y puede haber posibilidades de que la ayuden.
También es una responsabilidad para mí que ahora no puedo abandonarla. Ella cree que soy capaz de hacer milagros. Recibe noticias mías cada semana, diciéndole cómo va la situación de su caso y cómo se está recibiendo en otros países. Eso le ha dado muchísima esperanza. Y todo esto la sostiene, pero a la vez, ella conoce la condición de su país, Pakistán, y el hecho de que podría ser ahorcada en cualquier momento sin apelación. Ella sabe que está en prisión por una cosa tan ridícula como haber cogido agua del río con un recipiente que no debería haber cogido. Todo es posible, y se espera cualquier cosa, lo peor.

¿Supone riesgos para ti esta publicación? Si los implica, ¿vale la pena? 
Yo escribí este libro en total escondimiento mientras estaba viviendo en Pakistán. También, el encontrarme con la familia de Asia Bibi fue peligroso, porque recibían amenazas casi a diario. Para ellos también era un riesgo mayor el ser vistos conmigo, extranjera occidental. En cualquier momento les podrían haber asaltado o disparado, como hicieron con el gobernador de Punjab o el Ministro de las Minorías, Shahbaz Bhatti. Pero era importante escribir este libro, ya que esta gente está discriminada, y es objeto de tanta ira desproporcionada. Así que no he visto ningún problema en escribir este libro a pesar de los peligros.

Los riesgos, para mí, no son nada en comparación con los riesgos que corren los pakistaníes. Yo soy extranjera y he salido de Pakistán, y ciertamente, no puedo volver. Pero para mí es fácil hablar de religión y de blasfemia, no tengo ningún riesgo de ser ejecutada a causa de mis propios pensamientos. Por lo tanto, era para mí un deber hacerlo.

cara-rev¿Tienes esperanza de que sea liberada?
Por supuesto que tengo la esperanza de que va a ser liberada, si no, no estaría luchando. Pienso que hasta ahora la gente no sabía mucho de la situación que hay en Pakistán, y que sólo lo conocían por los hechos del Talibán. Es muy interesante saber cómo funcionan las leyes allí, cómo se dirige a la sociedad. Sabiendo esto, no se puede llamar democracia lo que hay en Pakistán porque están quitando y restringiendo los derechos fundamentales del hombre.

Has estado en el Consejo sobre los Derechos Humanos en Ginebra para hablar sobre el caso de Asia Bibi, ¿cuál ha sido el objetivo?   
He podido expresarme frente a las Naciones Unidas para hacer un llamamiento en orden a poder interpelar a Pakistán y hacerles responsables de aplicar la ley de la blasfemia sin reformarla. Hice un llamamiento para que hubiera una investigación, porque no pueden tratar así a las personas. No pueden continuar acusando a la gente sin más, apelando a esta ley. Espero que esto produzca una alarma porque en otras ocasiones en las que Pakistán ha recibido alguna corrección, no lo ha tomado en cuenta, haciendo saber que no debíamos meternos en sus asuntos. Pero en este caso de la ley de blasfemia y en el caso de Asia Bibi, el impacto puede llegar a ser muy grande. Por lo tanto, tengo mucha confianza en que pueda ser liberada.

¿Han influido tus convicciones religiosas a la hora de escribir este libro?
Si Asia Bibi hubiera sido musulmana, yo habría actuado de la misma forma. Habría escrito el libro porque el problema de la ley antiblasfemia no tiene que ver directamente con los cristianos. También van a la cárcel los musulmanes, por eso es importante no reforzar los antagonismos religiosos, porque si entramos por esa vía, podemos estar seguros de que Asia Bibi morirá. Lo que se tiene que intentar es que Pakistán reconozca que no perderá nada, simplemente sus leyes son injustas porque no tienen en cuenta los derechos del ser humano, ya que pueden sentenciar a muerte o sentenciar a cadena perpetua con el pretexto de conflicto de intereses. Creo que es importante decir que, aunque soy cristiana, me hubiera acercado igualmente a Asia Bibi si ella hubiera sido musulmana.

 ©Revista HM º167 Julio/Agosto 2012

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo