Menu

Entrevistas

Entrevista al Dr. José Luis Pérez López

¿A qué se dedica?
Soy médico neurólogo en el Hospital Sierrallana de Torrelavega (Cantabria).

Está casado, ¿cuántos hijos tiene?
Mi mujer, Carmen, y yo tenemos cuatro hijos, la mayor chica y los siguientes, chicos.

¿ Qué criterio siguió a la hora de afrontar su matrimonio?
En esto, creo que todo el mérito ha sido de Dios que me ha dado a la mujer que yo necesitaba. Si en esto no me he equivocado ha sido porque Dios no ha querido. Digo esto porque el enamoramiento no suele tener muy en cuenta lo que más o menos conviene, y hay que pedir a Dios que nos enamoremos de la mujer que nos conviene. Espero que se me entienda. Esto es compatible con buscar una mujer cristiana, sencilla, sobria, etc. ,es decir, lo más virtuosa posible.

¿ Cuál es la clave de su estabilidad matrimonial?
Supongo que la gracia de Dios recibida en el sacramento del matrimonio. Luego la madurez humana que teníamos los dos cuando nos casamos, el que nos queremos. Yo intuía, cuando me casé, lo que valía mi mujer, pero a medida que pasan los años voy descubriendo en ella cada vez más valores, y cada vez la quiero más. Y habiendo cariño hay estabilidad, todo lo demás se soluciona.

¿ Es fundamental que los dos piensen de la misma forma?
Creo que es fundamental que piensen lo mismo en temas fundamentales, como son la aceptación generosa de los hijos que Dios les dé, el rechazo radical a métodos anticonceptivos, la educación en la fe de los hijos... En lo demás no importa que haya diversidad, y además suele haberla, ya que los esposos nos complementamos humanamente, buscamos en el cónyuge lo que nos falta a nosotros aunque sea de una manera instintiva.

La mujer ¿tiene un papel decisivo en la familia? ¿por qué?
La verdad es que el papel de la mujer en la familia es decisivo, pero no sé si más o menos que el del hombre. Quizás la mujer con su peculiar espíritu de sacrificio, de valentía, muy superiores a los del hombre, decida más a la postre en la familia.

Su mujer está trabajando, ¿cómo se compatibiliza el trabajo de los dos con la vida de familia?
Mi mujer trabaja a turnos y mi horario es de mañanas, de modo que prácticamente siempre que ella no está en casa, lo estoy yo. Ha sido muy excepcional que nuestros hijos hayan estado solos con la asistenta que nos ayuda. Esto ha sido una gran suerte y muy conveniente para la educación de los niños. Ni que decir tiene que esto supone el compartir las labores de casa, cosa que no siempre consigo hacer como debería. Siempre mi mujer me gana en abnegación y capacidad de trabajo.

Es padre de familia numerosa, ¿qué supone para usted?
Lo primero que quiero decir es que somos todo lo numerosa que Dios ha querido, ni más ni menos. Eso supone para mí una gran alegría, ya que cada hijo es una muestra de la confianza que Dios tiene en nosotros. Esto, tan bonito, como tantas otras cosas, lo he aprendido de San José María Escrivá, fundador del Opus Dei. También supone una gran responsabilidad, ya que nos toca corresponder educándolos lo mejor posible en lo humano y en lo espiritual y eso supone esforzarse, estar muy atento a muchísimas cosas, sobre todo darles ejemplo de lo que supone ser cristiano en el mundo que nos ha tocado vivir. Pero, en resumen, el ser padre de familia numerosa es una fuente constante de satisfacciones y alegrías, que, no sólo son compatibles, sino que están directamente relacionadas con las privaciones, esfuerzos, contrariedades que, sacarla adelante, pueda suponer.

¿ Tiene el padre un papel específico en la familia?
Supongo que sí. El papel del padre complementa al de la madre y viceversa. Los dos son necesarios para el correcto desarrollo humano psicológico de los hijos. Hoy día comparte con la madre el traer recursos económicos a casa, pero siempre hay facetas específicas del padre o de la madre derivadas de su psicología. Es muy variable en cada caso, cada familia es un mundo.

En la educación de los hijos, ¿cuáles son sus prioridades?
La primera es la transmisión de la fe, que reciban los sacramentos a su tiempo, la formación adecuada a su edad, que asistan a colegios con garantías de ortodoxia en lo doctrinal-religioso. Y después de esto que reciban una formación humana lo más completa posible. Es decir, que consideraría un fracaso el que un hijo mío no se enterara en esta vida de que es hijo de Dios y de que estamos llamados a vivir vida eterna tras la muerte, aunque en el terreno humano llegara a ser premio Nobel de cualquier disciplina.

¿ Qué dificultades encuentra actualmente la familia?
Quizás la primera es la mentalidad anticonceptiva y antinatalista que se ha impuesto por tantos motivos que no es el caso detallar ahora. Esto está destruyendo el amor de los esposos y detrás va la destrucción de la familia. Otras dificultades derivan del ambiente consumista, materialista, ateo que se respira. No hay que olvidar otros factores más inmediatos como son la ausencia de políticas de ayuda a la familia en vivienda, educación, economía, etc.

¿ Cómo defiende a sus hijos de los criterios mundanos?
Hemos tenido mucho cuidado desde que nos casamos en que en nuestra casa no estuviera abierta la ventana de la televisión, mis hijos ven muy poca televisión, y la que ven, procuramos que sea sana en criterios morales. Esto supone estar atento. Los hijos lo entienden y lo viven con toda naturalidad apagando la TV en cuanto algo que se dice o se ve desentona del ambiente humano o espiritual que se respira en casa. Lo mismo hay que decir de las revistas y periódicos. Yo censuro sin complejos el periódico o los suplementos de prensa en cuanto publican algo en contra de la fe y de la moral. Los padres somos responsables de que no entre basura en nuestro nido. Bastante basura tienen que soportar fuera de casa. También hay que procurar dar criterio y razón del porqué de estas actuaciones, de modo que los hijos vayan formando un criterio recto para saber elegir por sí mismos lo mejor.

¿ Es difícil la educación de la juventud?
La educación de la juventud en la familia cristiana, que cuenta con la ayuda de Dios y los medios sobrenaturales, yo diría que no es difícil. Aunque el formarse como personas y como cristianos adultos supone esfuerzo de tiempo, de dinero, etc. Y esta es la primera condición para educar a la juventud: que los adultos que les rodeamos les sirvamos de modelo. Después está el que haya colegios y centros de tiempo libre que secunden la labor de los padres fuera de casa.

En su trabajo como neurólogo ¿puede ayudar a las personas no sólo en su enfermedad sino de alguna otra manera?
Como médico creo que ayudo humanamente a mis pacientes derrochando todo el cariño que puedo en mi relación con ellos, creo que forma parte de mi vocación médica, aunque, por desgracia, sea algo que se está descuidando actualmente. Veo que los médicos jóvenes están contaminados de tecnicismo y deshumanización, como consecuencia del ambiente general. También pueden surgir oportunidades de sugerir a una familia o a un paciente que se atienda espiritualmente a un enfermo moribundo, ofreciéndole la atención del sacerdote del hospital. En otras ocasiones llego a hacer amistad con el enfermo y la familia y se amplían las posibilidades de ayuda en conversaciones personales.

¿ En qué consiste su apostolado?
Como cristiano corriente, consiste en procurar ser un buen profesional y un buen cristiano a la vez, sin ocultar mis creencias en ningún momento. Luego, procuro tener la fomación doctrinal necesaria para dar razón de mi fe y doctrina en conversaciones personales con mis compañeros y amigos.

¿ Ha tenido algún problema a nivel de trabajo por ser católico?
Pues sí. Recuerdo el hecho de que un director del hospital impidiera el que se me becara para un máster de bioética debido a mi pertenencia al Opus Dei, es decir, a mi condición de católico responsable. Trató de que fuera becado otro médico con menos méritos que yo, pero ante mi protesta y denuncia del hecho ante el hospital, prefirió anular la beca a que fuera yo el que la disfrutara. El hospital se quedó sin máster en bioética. También he tenido que escuchar comentarios de compañeros diciendo que yo no era la persona adecuada para presidir la comisión de bioética por el mismo motivo.

¿ Siempre ha pensado así desde el punto de vista religioso?

Sí. He nacido, gracias a Dios, en una familia católica, muy piadosa. He mamado en mi casa la fe, y, cuando la mayoría de mis compañeros eran arrastrados por el vendaval que asoló la Iglesia en los años setenta, Dios me puso en contacto con el Opus Dei, y allí encontré el refugio y la formación para conservar y acrecentar la fe.

¿ Puede contarnos qué importancia ha tenido la educación que ha recibido?
Pues, como he dicho, me siento un afortunado, un mimado del Señor y de su Madre. Podría estar perdido y, gracias a Dios, conservo la fe y me han enseñado a tratar personalmente a Dios, cosa que es lo más grande que se puede tener en este mundo.

Usted trabaja en la Asociación Pro-Vida de Cantabria, ¿en qué consiste este trabajo?
En procurar contrarrestar la cultura de la muerte, difundiendo ideas sanas respecto a la vida de todas las maneras que tengamos al alcance. Luego, en la medida que se puede, se ayuda materialmente a madres o a chicas embarazadas con problemas.

¿ Por qué se decidió a trabajar en favor de la vida?
Me invitó un amigo de la Asociación y me pareció conveniente y necesario el hacer lo que pudiera por la vida humana. Es un deber como ser humano, como médico y como cristiano.

Observando el mundo en el que vivimos... ¿se puede caer en la desesperanza y pensar que es muy poco o nada lo que se puede hacer?
Sí, se puede caer. Sería fácil si nos atuviéramos sólo a criterios humanos. La esperanza se basa en la confianza en Dios, con Él la victoria está asegurada.

¿ Por qué cree usted que se ataca tanto la vida en la civilización actual?
Creo que la causa está en el olvido de Dios. Sin Dios, rige la ley del más fuerte y la vida de los más débiles no interesa o puede molestar a los más fuertes.

¿ Hasta qué punto las personas son conscientes de la civilización de muerte en la que estamos viviendo?
Creo que hay muy pocas personas conscientes de ello. La mayoría está manipulada por la propaganda y las corrientes ideológicas dirigidas por grupos de presión.

¿ Qué les diría a los jóvenes con respecto a la defensa de la vida?
Que todo lo que hagan por defenderla es poco. Que hablen, escriban, recen mucho por este tema. Que lean y sepan de memoria los escritos de Juan Pablo II, sobre todo la "Evangelium Vitae".

¿ Se jugaría el trabajo por defender la vida? ¿y la vida?
Pues sí. Pido a Dios que si llega esa situación que sepa ser valiente.

¿ Dónde se fundamenta su esperanza?
En Dios.

¿ De dónde saca la fuerza para seguir adelante?
En el Opus Dei he aprendido a hacer oración personal diariamente, a recibir al Señor en la Eucaristía también a diario, en la Santa Misa, a tener devoción a la Virgen. De ahí saco las fuerzas. Después está la ayuda de todas las personas que con su ejemplo me marcan el camino.

Hace poco el Papa nos ha regalado la Encíclica sobre la Eucaristía, ¿se puede vivir sin la Eucaristía?
Si el Señor se quiso quedar en la Eucaristía será porque es imprescindible para nosotros.

¿ Cómo se puede llegar a despertar las conciencias?
El ejemplo de integridad en la vida creo que puede ser un medio para eso. Pero a veces pienso que sólo rezando, porque si Jesús dijo que "estas cosas... Dios se las ha revelado a los humildes", va a depender de que Dios nos dé su gracia y "caigamos del caballo".

¿ Las personas están engañadas o se dejan engañar?
La conciencia nos avisa de que estamos engañados pero la comodidad nos desaconseja reaccionar y así nos dejamos engañar.

¿ Qué cree que le falta al mundo?
Convertirse y creer en el Evangelio.

¿ Cuál cree usted que son los tópicos por los que se rige la mayoría de la gente?
Que cualquier opinión tiene el mismo valor. Que para ser feliz hay que poseer muchos cacharros, etc..

Actualmente está colaborando con HM TV y radio HM, ¿qué le ha llevado a hacerlo?
Nos invitaron, a la Asociación Pro-Vida, a grabar un programa. Por este motivo les conocí. Me fijé en cómo trataban al Señor en la Eucaristía, en cómo querían a la Virgen y al Papa, en cómo rezaban -despacio y devotamente-, en lo alegres que están... y ya no necesité saber más para ayudarles en todo lo que pueda.

¿ Por qué cree que son importantes los medios de comunicación social?
Porque son un medio estupendo de hacer llegar a mucha gente ideas, ejemplos, vidas que todos necesitamos conocer para ser mejores. Son necesarios hoy día para difundir el Evangelio.

No puede faltar una referencia a la Virgen María, ¿qué papel ocupa en su vida?
El que el Señor quiso que ocupara. El de ser mi Madre espiritual, siempre atenta a que no me despiste demasiado, y a recogerme cuando lo hago.

¿ Cree que la Virgen María es fundamental en la vida de un cristiano?
Me remito a que el Señor nos la dio por Madre, luego es fundamental. Sin madre biológica no hay vida humana, sin Nuestra Madre del cielo, no hay vida sobrenatural. "A Jesús se va y se vuelve por María" (S. José María Escrivá de Balaguer).

©Revista HM º119 - Julio/Agosto 2004

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo