Menu

Entrevistas

Entrevista a Maria Isabel Cardoso

¿En qué consiste la santidad?
En amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo; es dar todo aquello que Jesús me pide amando y sirviendo con alegría, evitando hacer mi voluntad para buscar la Voluntad de Dios, poniendo en disciplina todos mis sentidos y mis tentaciones, es sufrirlo todo por Jesús, es saber que Jesús es todo para mí y sin Él no puedo nada.

¿ A nivel de fe siempre has sido como ahora o ha habido un antes y un después?
Tenía una vida distraída y sin horizonte, me sentía triste, no encontraba gusto en nada y cuanto más buscaba en la superficialidad más vacía me sentía, nada saciaba mis aspiraciones, era esclava de mi vanidad, de las apariencias y las cosas del mundo.
Mi fe era de compromiso, solamente iba los domingos a Misa. Después de muchos años comencé a ir todos los días. Más tarde fui con mi esposo a Fátima y allí sentí una primera llamada a cambiar de vida. Fue un impacto para mí ese encuentro con la Virgen y me nació un profundo deseo de compromiso. Mi esposo me regaló el libro de las Memorias de la Hermana Lucía, la historia de los hechos de Fátima y me conmovió mucho y fueron para mí de gran inspiración.

¿ Cómo vivías la fe durante tu juventud y los primeros años de matrimonio?
Lejos de la presencia de Dios, no me sentía comprendida y terminaba llenando mi vacío haciendo mi voluntad. Unos años más tarde de nuevo comencé a ir a Misa los domingos y acercarme a la oración.

¿ Qué te hizo cambiar?
El darme cuenta del amor paciente y silencioso de Dios frente a mis años de juventud y mis experiencias de pecado. El amor, la paz y la estabilidad que encontré en el matrimonio.

¿ Qué cosas consideras que han sido importantes en tu proceso de conversión?
La oración, ir a Misa todos los días, la confesión, leer la Biblia, encontrar libros tan bellos como Imitación de Cristo, La vida de San Francisco, Santa Teresita del Niño Jesús y otros santos.
Las tentaciones me han permitido también unirme a Jesús de un modo muy profundo y aunque la tendencia al pecado sea propia del hombre, la Misericordia también lo es de Jesús, por eso toda pena y aflicción se la dejo a Jesús en mi oración y es así como he sentido la presencia de mi Salvador entrando en mi vida; perdonándome y acogiéndome en su Divino Amor, dándome el dulce gozo de sentirme redimida; en mi vida no he sentido un gozo y una alegría igual, sólo el Señor es capaz de cambiar un estado de tristeza por otro tan contrario de gozo inigualable.

¿ Tu esposo te ha acompañado en tu proceso de conversión?
É l ha sido una bendición de Dios para mí, su amor me convierte todos los días. Su amorosa y paciente compañía me han abierto la posibilidad de vivir momentos muy hermosos en lugares de peregrinación y santuarios cada vez que tenemos la oportunidad de viajar.

¿ Es importante que dentro del matrimonio los esposos vayan al unísono a nivel de la fe?
Sí, es indispensable para poder proyectar en nuestros hijos conceptos claros y sólidos en la fe.

¿ Crees que para una persona casada es bueno tener un Director espiritual?
Un director espiritual es una gracia muy grande que se puede recibir de Dios. Así lo he sentido en mi vida, ha sido parte indispensable en mi proceso de conversión. Nuestro Señor hace de ellos instrumentos para guiarnos, aconsejarnos y comunicarnos su Voluntad.

A causa del trabajo de tu marido has tenido que trasladarte a Roma por un tiempo. ¿Qué ha supuesto esto para tu vida espiritual?
Ha significado sin lugar a dudas un hermoso crecimiento, una gracia enorme y un privilegio Divino.
Es la experiencia más sensible y significativa que haya podido experimentar. Visitar la tumba de San Pedro me conmueve enormemente porque fue el Apóstol que reveló la verdad más bella de nuestra fe cuando dijo a Jesús: “Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios viviente”. Me encanta ver en Roma las palabras cumplidas de Jesús: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”. Es verdaderamente emocionante.
La soledad ha sido para mí también una amable e indispensable compañía para crecer y profundizar en mi vida espiritual.

¿ Quién es para ti Juan Pablo II?
¡ Un Santo! es la voz de Dios en la Tierra, conductor, guía y esperanza del pueblo cristiano. Él encarna el amor, la oración, el perdón, la humildad, el sufrimiento y la perseverancia. Es el hombre que ha apagado el comunismo y ha encendido el corazón de enormes juventudes.

¿ Puede una mujer casada enamorarse del Señor?
Claro que sí, enamorada vivo todo el día pensando sólo en Él. Para mí ha sido el acontecimiento más hermoso que haya podido sucederme. Es un gozo enorme que no puedo describir con palabras.

¿ Es difícil ser madre y esposa cristiana en el mundo de hoy?
Son dos grandes retos...ya que los matrimonios hoy se han convertido en relaciones temporales y los hijos sufren todos los efectos. El matrimonio es un Sacramento, una vocación que debemos conservar con la máxima fidelidad superando los momentos difíciles pero con la ayuda de Dios para mantenernos en amor, unión y respeto hasta el fin de nuestras vidas.

¿ Cuáles son las mayores dificultades que encuentras a la hora de educar cristianamente a tus hijos?

El gusto que ellos experimentan con la televisión, la nintendo y los juegos de computador, porque los aísla, les anula y destruye espacios para crear, se pierde la oportunidad de diálogo para compartir y crecer en familia y en sociedad... Los mensajes distorsionados, enmascarados y carentes de valor que trasmite la sociedad de consumo.

¿ Quién es para ti la Virgen?
Es la Madre de Dios, la Madre de Jesús y Madre nuestra! María es la mujer del silencioso dolor que aceptó la Voluntad de Dios de principio a fin de modo perfecto. Es la Mujer llena de Gracia. Nuestra abogada y protectora... a través de Ella podemos llegar a Su Hijo.

¿ La oración es algo superfluo de lo que se pueda pasar?
¡ No, nunca es superfluo!, ¡al contrario! La oración prepara nuestra alma para afrontar cualquier batalla. La oración es para mí el más precioso y afortunado espacio... es mi oportunidad y el ansia que me nace en el alma para unirme con Dios, son momentos preciosos donde no miro tiempo ni espacio. La oración es la paz de mi alma, sin ella no podría vivir.

¿ Cómo es tu oración?
Inicia cuando abro los ojos y termina cuando acaba el día. Lo hago cuando me levanto, durante el día y al acostarme, en cada momento que tengo la oportunidad, trabajando, caminando de regreso a casa, observando la naturaleza... cualquier momento... tengo oraciones predilectas como el Rosario, Aspiraciones a Jesús Crucificado, Oración al Espíritu Santo, a la Santísima Trinidad diariamente las repito. Busco otros momentos de silencio, paz y contemplación... también de diálogo... mirando la imagen de Jesús en la Cruz o del Sagrado Corazón de Jesús o la Virgen; unida a ellos estoy en acción de gracias, contrición o pidiendo ayuda... por distintas causas.

¿ Tiene sentido una vida sin Dios?
No, es el vacío… es la tristeza inexorable de la soledad, es la muerte del alma...

¿ Cómo transcurre un día de tu jornada?

Siendo esposa, madre y voluntaria.

¿ Te consideras una persona feliz?
¡ Si! Muy feliz y afortunada porque conocí a Jesús.

¿ Cuál es el secreto de la Felicidad?
Vivir la vida en Dios con Dios y para Dios. Con los ojos puestos en el cielo. Me gusta la frase de San Pablo a los Romanos: "Dios ordena todas las cosas para bien de los que le aman", también me gusta lo que añadió San Agustín, que hasta del pecado saca Dios bienes.

©Revista HM º122 - Enero 2005/Febrero 2005

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo