Menu

Revista H.M.H.M. es una revista bimensual que se publica en español, inglés e italiano. Incluye artículos de formación, liturgia, valores, con entrevistas y testimonios vivos e impactantes de fe.

Categoría: Entrevistas

una locura885

Entrevista a Rafa Samino y Esmeralda Pérez

Vosotros participasteis en esos primeros momentos de la Revista HM, ¿cómo recordáis esa experiencia?

En los primeros años de la década de los 80’, en 1984, un grupo de adolescentes y jóvenes, miembros del H.M.J. (Hogar de la Madre de la Juventud), que desarrollábamos nuestra actividad apostólica en un pueblecito de la provincia de Toledo (España), llamado Mocejón, y tras haber escuchado en numerosas ocasiones al P. Rafael lo bueno que sería que el Hogar contara con una revista propia, le propusimos la idea de iniciar en el grupo del H.M.J. de Mocejón la elaboración de una revista. Le pareció una idea muy buena, con lo que nos pusimos manos a la obra.

En los primeros años de la década de los 80’, en 1984, un grupo de adolescentes y jóvenes, miembros del H.M.J. (Hogar de la Madre de la Juventud), que desarrollábamos nuestra actividad apostólica en un pueblecito de la provincia de Toledo (España), llamado Mocejón, y tras haber escuchado en numerosas ocasiones al P. Rafael lo bueno que sería que el Hogar contara con una revista propia, le propusimos la idea de iniciar en el grupo del H.M.J. de Mocejón la elaboración de una revista. Le pareció una idea muy buena, con lo que nos pusimos manos a la obra.

una locura320

En lo que por aquel entonces era el Centro Juvenil H.M.J. (una pequeña habitación de apenas unos 20 m²), un grupo de niños, adolescentes y jóvenes, empezamos a perfilar la revista ¡Era emocionante! ¡Todavía se me pone la carne de gallina al pensar en aquellos momentos! ¡La ilusión que a todos nos embargaba por dar cuerpo a una nueva forma de evangelización y apostolado! Cada uno ponía al servicio de los otros los dones y talentos que Dios le había dado y todo por una empresa común: sacar a la luz el primer número de la revista lo antes y lo mejor posible. Las que sabían escribir a máquina, esa sería su función; el que conocía a personas dispuestas a escribir artículos, el que era un buen dibujante, la que sabía recetas de cocina, el que contaba chistes o se podía encargar de pasatiempos…, todo valía. ¡Hasta hubo chicos que consiguieron suscriptores de algo que solo estaba en nuestra cabeza y en nuestro corazón! Bueno, no solo ahí. También estaba en el Corazón de Nuestra Madre, que había implantado, de una forma imborrable, esa semilla en lo más profundo de nuestro ser. Éramos niños, adolescentes y jóvenes que habíamos adquirido con Ella el compromiso de ser fieles pasara lo que pasara y nos enfrentáramos a lo que nos enfrentásemos. ¡Y eso nos volvía locos de alegría y nos hacía imparables!

Y así fue. Había que buscar un nombre. Y aunque al principio se pensó en Revista Hogar de la Madre, se nos aconsejó llamarla de otra manera, al menos al principio, por lo que decidimos bautizarla con el nombre de Hogar de María… ¡Viva la Virgen!

El siguiente paso, era buscar una portada que fuese, al mismo tiempo, identificativa y reflejara nuestra pertenencia al H.M.J. y no dejara a nadie indiferente. Por eso decidimos que al menos dos signos debían estar presentes en cada una de las portadas: Nuestra Madre y el Santuario, y también que hubiera referencias a la juventud. Para ello buscamos la ayuda de Javier, “el Pintor”, como cariñosamente le llamamos, que supo plasmar en los primeros números de una forma magistral esta idea.

Y así, con lo mejor de cada uno, en noviembre de 1984, salió a la luz el número “cero”, de la que con el paso del tiempo sería la Revista HM. 400 ejemplares fueron distribuidos puerta a puerta, en las tiendas, por la calle, en los bares, en el parque..., sin vergüenza (o con mucha vergüenza, que de todo había), pero con un atrevimiento que rayaba la heroicidad, porque solo el Amor es el que te impulsa a hacer este tipo de locuras y a olvidarte de ti.

Son bastantes los nombres de las personas que contribuyeron, mes a mes, en la elaboración de los siguientes números. Muchas las anécdotas vividas...

Está claro que el inicio de la revista HM podría haber sido de muchísimas otras maneras, pero fue como fue y solo por puro designio de Dios. Los que participamos en esta aventura inicial, solo podemos humildemente dar gracias por haber sido elegidos y haber recibido tantas, tantísimas gracias en pago a un sí generoso y sin condiciones.

 

©HM Revista; nº200 Enero-Febrero 2018

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo