Menu

Entrevistas

Transhumanismo: ¿inmortalidad cibernética?

transhumanismo885

Entrevista: Albert Cortina

Albert Cortina es abogado y urbanista. Promueve un Humanismo Avanzado para una sociedad en la que las biotecnologías emergentes estén al servicio de las personas. Aunque se dedica desde hace más de 25 años a la ordenación de la ciudad y del territorio, y a la preservación de los espacios naturales, actualmente dirige su actuación a la preservación de la condición humana haciendo frente al transhumanismo.

Es autor del libro Humanismo avanzado para una sociedad biotecnológica (Editorial Teconté). Ha escrito, junto al neurocientífico Miquel-Àngel Serra, una trilogía de libros cuyos títulos son: ¿Humanos o posthumanos? Singularidad tecnológica y mejoramiento humano (Editorial Fragmenta). Humanidad ∞. Desafíos éticos de las tecnologías emergentes (Editorial EIUNSA) y Singulares. Ética de las tecnologías emergentes en personas con diversidad funcional (Editorial EIUNSA).

Cuando hablamos de transhumanismo nos suena a películo de ciencia ficción pero ¿qué es exactamente?

alberto cortina

Bueno, en realidad, el transhumanismo es una ideología o una corriente de pensamiento que aboga por la transición del ser humano a post humano. Esa ideología no es un humanismo sino otra cosa. La Asociación Mundial Transhumanista (World Transhumanist Association), que es un movimiento global, define al transhumanismo como una forma de pensar el futuro. Una nueva forma en la cual el ser humano deja de evolucionar biológica y culturalmente, y a partir de ahora la evolución será biotecnológica gracias al control que sobre la naturaleza, la biología y otras realidades, permite la utilización de la técnica aplicada a distintas disciplinas científicas. Es transformar a la especie humana hibridándola con elementos tecnológicos para convertirla en un producto artificial. Se volverá autónomo de la naturaleza y llegará a diseñarse a sí mismo como quiera. Sintéticamente lo que plantea la definición de transhumanismo de esta Asociación es que podemos hacerlo todo, somos dioses. Y dice algo más: «Tendremos la obligación moral de cambiarnos». Es decir, no es para los que quieran sino para todos. Esto es lo propio de las ideologías: empiezan a introducirse suavemente, bajo capa de bien, como la mejora de la salud y otras cuestiones, y de aceptación voluntaria, para al final convertirse en totalitarias y obligatorias para todos.

Puede sonar a ciencia ficción pero está en marcha el proyecto 2045 en el que se está invirtiendo muchísimo dinero y que toca el aspecto de una supuesta inmortalidad cibernética y de cómo nuestra identidad podría transferirse a un holograma, un cyborg o un robot para alcanzar la inmortalidad.

¿Cómo se origina?

Evidentemente, esta corriente ideológica no nace por generación espontánea. Tiene sus fuentes en el concepto de autonomía y emancipación con respecto de Dios promulgada por la Ilustración en la época moderna, así como el deseo de entronización de la razón como si el ser humano se redujese solo a eso. De la modernidad pasamos a la post modernidad caracterizada por la búsqueda de la autosuficiencia, hedonismo, urgencia de lo instantáneo… y de ahí pasamos a la híper modernidad, que es la etapa en la que nos encontramos, y que defiende que el individuo puede diseñarse a sí mismo como quiera. De ahí viene la ideología de género, que es una puerta al transhumanismo. Este bebe de la misma fuente, ya que el individuo, liberado del Creador y de la propia naturaleza, se construye a sí mismo.

La filosofía de Nietzsche con su exaltación del «superhombre» o la filosofía social de la eugenesia que defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante diversas formas de intervención manipulada, y métodos selectivos de los seres humanos, son también fuente originaria de esta ideología.

¿Cuál es el papel de las tecnologías emergentes en todo esto?

Primero habría que señalar cuáles son estas tecnologías para entender su papel. Estamos hablando de disciplinas como la ingeniería genética, la nanotecnología, biotecnología, tecnologías de la información, la ciencia cognitiva, la robótica y la inteligencia artificial. En realidad, quienes defienden los beneficios del cambio tecnológico tienen la visión de que la interacción de estas disciplinas provocará un mejoramiento de la especie humana. En este sentido, en la convergencia de estas disciplinas no se busca el hacer las cosas de distinta manera, o el producir bienes y servicios de forma distinta a como lo hemos hecho hasta ahora. Eso sería una evolución más. Lo que se pretende es cambiar radicalmente la condición humana, lo que somos.

¿Qué concepto antropológico maneja el transhumanismo?

transhumanismo2

Es un poco difícil de responder, sobre todo si pensamos que esta corriente se está desarrollando de manera muy pujante en Asia. El problema está en que a nivel europeo nos es desconocido el concepto de ser humano asumido por los países asiáticos. Pero podemos afirmar que ya no se trata de un progreso dentro de una concepción humanista como se ha venido dando históricamente hasta ahora. En el siglo XXI estamos hablando de una liberación del ser humano de su condición natural, y por lo tanto es un punto y aparte en la secuencia que en Europa, a nivel filosófico, político, civil, se ha ido trabajando desde la realidad de lo que es una persona humana. Su ideal es ser más que humanos, de ahí que tengan como símbolo una H+ humano plus. Su visión del ser humano es muy reduccionista, en el sentido de que reducen al ser humano a cerebro, a inteligencia. El hombre es simplemente cerebro, es simplemente mental, inteligencia. Lo importante es la razón desposeída de todo lo demás, desposeída de lo espiritual, de lo emocional…

Por eso, así como en las anteriores décadas interesaba mucho toda investigación referente al genoma humano, en la actualidad muchos de los planes científicos que se están desarrollando focalizan su atención en el conectoma.

¿Puedes explicarte?

Claro, me refiero a que hoy lo que interesa es averiguar todo lo referente a cómo funciona el cerebro, las conexiones, dónde están las emociones, qué es lo que determina nuestro modo de hablar o nuestra forma de pensar. Llegan incluso al extremo de querer situar las experiencias espirituales o místicas como una función cerebral. Para ellos todo puede explicarse tomando como punto de referencia la mente.

¿En qué círculos está calando con más fuerza esta visión transhumanista?

Sin lugar a dudas en las grandes corporaciones a través de las cuales utilizamos todo, y esto nos tiene hacer qué pensar. Estamos hablando de corporaciones que forman parte de la Universidad de la Singularidad, que es en realidad una fundación a la que pertenecen la NASA, Google, facebook, Twiter, Apple, Internet.

A través de estas corporaciones, se está configurando una capa alrededor de la esfera de la vida, que algunos han denominado tecno-esfera o noosfera. Bueno, sin pretenderlo la estamos creando entre todos: gracias a los conocimientos y datos que estamos proporcionando están desarrollando una especie de entramado de neuronas artificiales, la nube famosa, y esto es a nivel mundial, pero… ¿quién la está organizando? ¿bajo qué principios?¿va a servir solo para extraer nuestro conocimiento o hay algo más detrás de todo esto? Absorben nuestros conocimientos y nos dan lo que quieren darnos, y nosotros contentos porque es un tema voluntario que parece gratis, aunque ahora vemos el tema de la publicidad…

¿Universidad de la singularidad?sophia awakenes320

Sí, en este Hub de tecnologías exponenciales y divulgación del transhumanismo, de cierto corte neo-espiritual y New Age, lo que se plantea desde Silicon Valley (California), lugar donde está situada, es que el futuro de la humanidad tiene que pasar por esa transformación del ser humano desde la ideología del transhumanismo.

El término «singularidad tecnológica» hace referencia al crecimiento exponencial de la tecnología informática, que dará lugar a una inteligencia artificial que supere a la humana. Según el inventor, empresario y escritor estadounidense Raymond Kurzweil, esa singularidad o punto de inflexión tendrá lugar de aquí a 2050.

Los transhumanistas dicen que para que eso no nos afecte tenemos que mejorarnos biotecnológicamente. Tenemos que utilizar la tecnología y ciencias anteriormente mencionadas, para transformarnos mediante el mejoramiento humano. Ir introduciendo tecnología en nuestro cuerpo. Hasta ahora, básicamente la tecnología la hemos tenido fuera de nosotros mismos. Pero lo que se pretende es que nos hibridemos con esta. En eso consiste el mejoramiento, y según ellos, lo que permitiría la transición de humano a post humano. Esta integración empieza por la salud, un marcapasos no es nada pero un marcapasos inteligente o un chip implantable ya es otra cosa. Estamos a medio camino.

Por cierto, Raymond, que es uno de los mayores defensores y promotores de la Singularidad, es actualmente el ingeniero jefe de Google.

Comentabas algo de un chip … ¿realmente eso se hará?

Ya se está haciendo. Todo ha empezado poco a poco: estamos utilizando gafas virtuales que no son para suplir una deficiencia sino para alterar nuestra percepción de la realidad que, conectadas al cerebro, plantean una forma de ver la realidad distinta; los tatuajes inteligentes donde se personaliza la información a través de un tatuaje que te permite saber si tienes hipertensión, colesterol alto, etc. y ahora el chip. Hay empresas suecas que, para trabajar en ellas, tienes que incorporar el microchip para acceder a la contraseña del ordenador, para acceder a la cuenta bancaria, para tener acceso al supermercado de esa empresa multinacional. Se parece a eso de «Y hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se hagan una marca en la mano derecha o en la frente y que nadie pueda comprar nada ni vender, sino el que lleve la marca con el nombre de la Bestia o con la cifra de su nombre» (Ap 13,16-17)

Huxley, autor del libro «Un mundo feliz», afirmaba cosas muy serias en el año 1932. En su pensamiento, «la ciencia y la técnica estarían al servicio de los intereses de poder, conducirían al mundo a formas sociales de dominación absoluta, a instituciones opresoras a las que nada quedaría al margen, de las que nadie escaparía». Una dictadura perfecta tendría la apariencia de democracia pero sería una prisión sin muros, en la que los presos ni siquiera soñarían con escapar, sería esencialmente un sistema de esclavitud en el que gracias al consumo y al entretenimiento los esclavos amarían su servidumbre. Esto en 1932 no lo entendía nadie, pero ahora lo empezamos a entender: realidad virtual, video juegos, cyborgs…

La tecnología no es mala, tiene muchos beneficios, pero hay que poner una serie de límites que aún no han sido establecidos. La Iglesia también debería decir algo al respecto pues esto es como una caja de Pandora, y hay que determinar éticamente si conviene seguir abriendo puertas y hasta dónde. La no regulación de todo esto puede resultar algo muy peligroso.tatuaje inteligente

El filósofo Nick Bostrom, director y fundador del Future of Humanity Institute en la Universidad de Oxford, ha dicho algo sobre esto ¿verdad?

Sí y eso que él es uno de los pioneros y más grandes entusiastas de esta ideología transhumanista, pero en su libro «Superinteligencia» advierte de los peligros que hay detrás de la súper inteligencia de las máquinas. Afirma que tenemos que tener una gran cautela porque el riesgo puede ser igual de fuerte que la guerra nuclear, el cambio climático, una pandemia global, e incluso superarlo.

Es de máxima importancia para nuestra supervivencia como seres humanos proponer los criterios científicos, los principios éticos y la ordenación jurídica necesaria para prevenir los efectos no deseables y no deseados de la convergencia de estas tecnologías emergentes sobre el ser humano y la vida en el planeta. Hay que elaborar una Declaración universal de los valores humanos, basada en una ética global que resulte válida para resolver los grandes desafíos que plantean la globalización tecnológica y la gobernanza mundial.

Y ante este panorama que nos has presentado ¿ves alguna esperanza?

Por supuesto. Nosotros confrontamos el transhumanismo con el Humanismo Avanzado, que se plantea cuestiones no solo bioéticas sino tecno éticas para ayudar al ser humano a ser más humano. Nosotros no hablamos del H+, u homo deus, sino de +H (más humanos) ya que el perfeccionamiento del ser humano como tal, no consiste en un mejoramiento biotécnico como afirma el paradigma tecnocrático propuesto por la híper modernidad y el sistema neoliberal.

Ellos hablan de súper inteligencia, súper longevidad, súper bienestar, pero esto no es la felicidad. Desconectan el cerebro del corazón, de la visión trascendente, y solo se centran en la inteligencia lógico calculadora. Nosotros no entronizamos el cerebro, sino que conectamos el cerebro al corazón. Tenemos entendimiento y tenemos corazón. La fe ilumina la razón, el Espíritu da luz al intelecto. Hablamos de interioridad, conciencia, trascendencia, dignidad, libertad, felicidad… todas estas realidades nos demuestran que no somos máquinas recambiables; que somos algo más.

¿Cuál sería la esencia del humanismo avanzado?transhumanismo cyborg320

El Humanismo Avanzado defiende la esencia humana, ni la pierde ni renuncia a ella. Está basado en una ética universal integradora de los valores que la humanidad ha ido conformando a lo largo de los siglos, y se centra en el desarrollo humano integral abierto a la trascendencia; en la persona con sus capacidades y vulnerabilidades; en las inteligencias múltiples, incluida la inteligencia espiritual que es la dimensión genuinamente más humana.

Por otro lado, el deseo de mejorar se refiere a nuestro ser personal más íntimo, a ese ser que hemos recibido de Dios a su imagen y semejanza. Nosotros lo tenemos fácil, tenemos nuestro modelo en Jesucristo. Por eso creo que el aumento de la cualidad humana y de la inteligencia espiritual resulta esencial en las sociedades biotecnológicas emergentes para mantener la preeminencia de la inteligencia humana sobre la inteligencia artificial. Necesitaremos reforzar profundamente nuestra interioridad.

Si quieres saber más sobre el transhumanismo, puedes ver el bloque de «Entre Profesionales» con Albert Cortina: Humanismo avanzado vs. transhumanismo, en H.M. Televisión.  

©Revista HM; nº204 Septiembre-Octubre 2018

Hermana Clare

Hermana Clare

¡Feliz cumpleaños, Hna. Clare!

Hoy la Hna. Clare hubiera cumplido 37 años. Desde su conversión solo tuvo un deseo: consolar al Señor con su vida.

InfoFamiliaLibre

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo