Menu

Entrevistas

Hablamos con Ángel y Scarlett

¿Os podéis presentar?
S: Hola, mi nombre es Scarlett Cuadros. Tengo 21 años y soy responsable de los Grupos Juveniles de mi zona, norte de Chone (Ecuador). Llevo cuatro años perteneciendo al Grupo Juvenil “Misioneros del Amor”, y es una de las cosas que no me gustaría cambiar para nada.
A: Hola, mi nombre es Ángel Vélez. Tengo 22 años y llevo seis perteneciendo al Grupo “Juventudes Marianas Vicentinas”, en donde he conocido verdaderamente a Jesucristo.

¿ Trabajáis o estudiáis?
S: Por el momento no estoy trabajando, además curso el quinto año de contabilidad pública y auditoria.
A: Trabajo en la Fundación Padre Fitzgerald. Tengo a mi cargo el laboratorio de Computación, también estudio contabilidad pública y auditoria
- soy compañero de Scarlett- y además estudio Informática en otra universidad.

¿ Qué entendéis por noviazgo?, ¿cómo comenzó el vuestro?
El noviazgo no es más que una preparación frente al matrimonio; es una etapa en la cual se definen los sueños, experiencias y trabajos que se quieren compartir toda la vida. Por eso creemos en la necesidad de no saltarse la etapa de ser amigos, porque sólo así se podrá construir sobre roca y no sobre arena.
Lo nuestro empezó en la universidad; fue ahí donde nos conocimos. Se presentó la oportunidad de trabajar juntos en la parroquia y así comenzó nuestra amistad. Al fin nos decidimos y gracias a Dios, valió la pena esperar. Yo me acuerdo que le decía a Dios: "Señor, ¿dónde estará el hombre que me quiera y me valore, que me apoye en lo
que me gusta, Señor, dónde está?" Y a los 18 años el Señor me contestó y me envió a mi príncipe en moto y no en caballo blanco… Este año cumplimos tres años de una relación muy bonita, y todo esto es gracias a Jesús.

¿ Qué es lo más importante en vuestra relación?
Lo más importante es el diálogo y la confianza que se tenga el uno en el otro. Esa es la clave.

¿ Os ayudan los defectos del otro?
Sí. Al comienzo, como en toda relación, fue un poco difícil decirnos nuestros defectos, pero con el pasar del tiempo te vas dando cuenta de la importancia de ayudarse en los errores. Siempre cuando
dialogamos tratamos de decirnos las cosas con sencillez, para que ninguno de los dos se sienta mal. Yo por ejemplo tenía un carácter muy fuerte, pero con la ayuda de Ángel he cambiado mi carácter.

Si os enfadáis, ¿cómo resolvéis el problema?
Bueno, casi nunca discutimos. Nos llevamos bien pero cuando eso sucede nunca nos vamos a nuestros hogares completamente enojados; cuando nos enfadamos lo resolvemos hablando.

¿ Entonces es importante el diálogo y la sinceridad en vuestra relación?
S: Sí. Estos son elementos muy importantes, ya que sólo así se puede ir conociendo a la pareja y puedes ayudarla en sus defectos y potenciar sus virtudes.
A: Claro que sí, puesto que sin esos dos valores, no podríamos alimentar eso tan bello que llamamos amor.

Scarlett, ¿qué cualidades destacarías de Ángel?
É l es una persona muy especial porque es a la vez mi amigo. Entre sus cualidades puedo mencionar que es sincero, cariñoso, solidario, comunicativo y muy, muy servicial, además, puede que tenga un millón de problemas pero él siempre tiene una sonrisa en los labios.

¿ Y tú, Ángel, qué destacarías de Scarlett?
Eh…, empezaría primero por su solidaridad, porque ella puede ver más allá de lo que la visión ve, ya que siempre es tan oportuna en ayudar; otras de sus cualidades es ser alegre y comprensiva.

¿ Qué planes tenéis para el futuro?
Formar un matrimonio donde Dios siga siendo nuestro centro, trabajar ambos y tener muchos hijos, pero lo importante es que hagamos lo que Dios quiere, aunque ello pueda implicar no ser llamados a procrear sino más bien a adoptar.

¿ Quién es Dios en vuestra vida?

É l es eje de todas nuestras actividades. Si no fuera por Él ni nos conoceríamos. A lo largo de nuestras vidas, hemos comprendido que Dios siempre nos da lo que necesitamos. Y no siempre todo lo que pedimos es bueno. Él, como Papá, se preocupa de que siempre tengamos lo mejor, y nosotros no nos quejamos de nada, nunca nos ha faltado el amor, amigos, familia y personas especiales.

¿ Qué es la pureza? ¿Creéis que es posible en el noviazgo?

S: La pureza es estar en gracia con Dios, y por supuesto, es posible en el noviazgo, sobre todo cuando se tiene presente a Mamá María como ejemplo de mujer en toda la extensión de la palabra. Aquí juega un papel importante el amor hacia nuestro Papá Dios.
A: Para mí, pureza es estar en gracia con Dios. Si la buscamos como humanos no la tendremos; la oración nos fortalece.

¿ Qué papel juega la Virgen en vuestra relación?
Es la tierna Mamá que siempre nos acoge en sus brazos; es Aquella que vela por nuestras vidas para que podamos ser enteramente de Cristo; es… un ejemplo de vida y de mujer. Hemos puesto en sus manos nuestra relación; le hemos pedido que si formamos una familia se parezca al dulce hogar al que Ella pertenecía.

¿ Qué es el amor? ¿cómo lo alimentáis?
El amor es Dios. El amor es no estar de acuerdo en todo pero seguir siendo enamorados. El amor es comprensión y se alimenta con una sonrisa, una llamada, un abrazo, un perdón, y dando gracias a Dios siempre por estar juntos.

¿ Tienen los jóvenes sed de Dios?
Yo no diría sed sino más bien diría que están deshidratados, y no por falta de agua (Dios) sino porque no les hemos dicho y enseñado con nuestro estilo de vida lo que Dios es, ya sea por nuestro egoísmo, el trabajo, los padres, y a veces son los mismos religiosos quienes sin intención lastiman al joven simplemente por no escucharlo. Todos los que pertenecemos a la Iglesia Católica, dice Martín Valverde, tenemos una obligación no de comprobar sino de demostrar que conocemos a Dios.

¿ Qué tipo de apostolado realizáis?
S: Estoy completamente dedicada a la Pastoral Juvenil y trabajo con los niños en Infancia Misionera.
A: Soy responsable del Pre-Juvenil de JMV.

¿ Por qué no pertenecéis al mismo grupo apostólico?
A: Una respuesta sensata sería preguntárselo a Dios. Él me llamó a JMV a vivir el espíritu de servicio y tengo que hacerlo bien. Los distintos carismas forman el Cuerpo de Cristo, están los que oran, los misioneros, etc., es el complemento perfecto para una buena relación llamada al Matrimonio.

¿ Podéis contar alguna experiencia de Dios que os haya ayudado?
A: Sí. Hace dos años atrás, Dios me escogió para ser Misionero fuera de mi provincia. Cuando me lo dijeron dije que sí, sin pensarlo. Es importante destacar que yo no tengo hermanos, entonces me costó un poco convencer a mi mamá para que me dejara ir. El día llegó y me fui con mucha alegría. Cuando llegamos nos distribuyeron. Me tocó quedarme en una casa en la que había una piedra. Me senté mientras observaba el paisaje y pensaba en lo rápido que había pasado todo; ahora estaba allí. ¿De dónde saqué valor para dejar a mis padres, a Scarlett, a mis amigos? Dios me tenía preparada una sorpresa cuando me permitió compartir con ellos testimonios, comida, juegos, viví lo que se llama “Comunidad Cristiana”. Esta experiencia me ayudó a comprender lo valiosos e importantes que son mis amigos, mis padres, Scarlett y además las grandes cosas que Dios puede hacer si le dejamos actuar.
S: Creo que la pregunta sería en qué no me ha ayudado... me otorgó la dicha de tener una verdadera familia a mis 12 años de edad y de salvar a mi mamá de un cáncer de útero aproximadamente hace dos años. Cuando me enteré de lo que tenía no sé cuántas horas pasé llorando al pensar lo que podía pasar. Le pedí mucho al Espíritu Santo, le ofrecí mi vientre por el de mi mamá, ya que mi hermano menor la necesitaría más que yo. A los 8 días, después de la biopsia la respuesta fue negativa…
Ese “estado de mi vida” me ayudó a fortalecerme en la Oración y desde ese mismo día comencé a valorar más a mis padres y a mis hermanos. Entendí que somos de Dios y así mismo como me dio una vida, mis padres, ellos y yo regresaremos algún día hacia Él.
En pastoral juvenil me ayudó a descubrir la capacidad de poder darme a los demás, de romper con el miedo, de ir donde me necesiten y compartir con jóvenes de distintos carismas.

¿Se os hace difícil mantener la fe en vuestro ambiente?
Mantener la Fe sí es un poco difícil, más que todo cuando nos enfrentamos a un mundo asfixiante en el cual Dios es el "dios aspirina", al que sólo se lo busca cuando duele algo. Es difícil porqué a lo largo de trabajar con jóvenes se obtienen experiencias como ésta: ¿y dónde estaba Dios cuando mi papá me botó de casa? ¿dónde estaba Él cuando mamá y papá se separaron?¿por qué hay niños y ancianos por las calles?… Son preguntas que como joven cristiano tienes que responder tratando de que el joven asimile que Dios estaba, está y estará ahí pero Él no ata ni obliga a nadie para que se amen ni para que podamos trabajar juntos para el beneficio de los demás.
Por eso es que queremos rescatar a los niños y jóvenes, para enseñarles la importancia de vivir al estilo de Jesús desde nuestra realidad. Además existimos jóvenes que estamos convencidos y sabemos a quién queremos y aceptamos como Padre.

¿ Cómo se puede ayudar a los niños y jóvenes en la actualidad?
Lo único que nos ayudará hoy, mañana y siempre es el AMOR. Como jóvenes somos conscientes de nuestra lucha con el mundo, pero sabemos que lo que debemos hacer es actuar ya.
Para poder ayudar a los niños y jóvenes tenemos que involucrarnos en su mundo, compartir desde cada una de sus realidades, y con esto nos referimos a aceptarlos tal como son. Buscar actividades y potenciar en éstas sus habilidades escondidas, porque a veces ni ellos saben de lo que son capaces de hacer; tenerlos siempre ocupados en algo sencillo pero productivo.
Debo destacar el trabajo que realizan los jóvenes de mi parroquia, ellos trabajan con guarderías, comedores, son catequistas, infancia misionera… Estos campos de acción son los que permitirán educar a los niños y no castigar al hombre.

Scarlett, ¿qué es lo que más te preocupa como delegada de la pastoral juvenil de la zona norte de Chone?
Lo que más me preocupa es que nosotros los jóvenes dejemos en el olvido nuestros valores humanos y religiosos. Me preocupa cómo el mundo absorbente de la TV, Radio, Internet, consumismo, rock, se lleva, o mejor dicho, arrastra con su paso a jóvenes llenos de sueños. Siento que es una lucha entre el mundo y Dios. Hacerles cambiar de opinión es una gran batalla, he aquí un ejemplo:
estábamos realizando la campaña del reciclaje para recaudar fondos para el Congreso Zonal de Pastoral Juvenil. Benito y yo recogíamos las botellas de plástico y unos jóvenes nos dijeron: “Eso no lo hago ni aquí, ni en España ni en ningún lado”. Yo no respondí nada pero me dio pena de su manera de pensar, no di mayor importancia a su comentario. Benito sí les respondió: “Pues esto lo hago aquí, en España y donde sea…”. Y fueron esos jóvenes los que me convencieron de que hay que seguir luchando.
Otro factor importante es la separación de las familias, porque los que emigran son casi siempre papá y mamá, y los jóvenes se quedan con terceras personas, que les dan cariño, pero que no es igual a la tierna caricia de mamá ni el buen consejo de papá.

Por último, ¿queréis decir algo a nuestros lectores?
Sí, a los queridos jóvenes queremos decir que siempre escuchen la voz de su corazón que es la voz de Cristo Vivo; que no se dejen arrastrar por el consumismo; que sean siempre únicos, ¡porque lo somos!; que nunca duden del amor infinito de nuestro Padre Dios; que le pidan a Mamá María que cuide siempre de toda responsabilidad que afronten; que jamás duden de lo que pueden hacer, pero tampoco hagan las cosas porque les “agrada hacerlas”; que vaya siempre unido el amor y el dar sin esperar recompensa alguna. Y que se pongan a pensar en lo que podemos hacer con Amor.

©Revista HM º126 Septiembre/Octubre 2005

Hermana Clare

Hermana Clare

Aniversario votos perpetuos de la Hna. Clare

El 8 de septiembre de 2010 la Hna. Clare María de la Trinidad y del Corazón de María firmó su definitivo «cheque en blanco» a nombre de...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo