Menu

Fernando López Luengos

Fernando López Luengos es profesor de Filosofía en un Instituto público de Toledo desde hace más de 15 años. Es padre de familia y tiene tres hijos. Forma parte de una asociación de profesores que defiende la educación, centrada, sobre todo, en el valor de la persona. Se están dedicando a dar charlas con el objeto de informar a los padres sobre la nueva asignatura Educación para la Ciudadanía.

¿Qué es la asignatura de Educación para la Ciudadanía?
Es una asignatura que la LOE ha incorporado dentro del sistema educativo. Está hecho con una intención política, una intención ideológica. Se ha introducido con la excusa de imitar lo que se está haciendo en Europa, pero en el fondo es un instrumento para empezar a transformar la conciencia de la población española.

Yo no podía, no debía, buscar el mero sentirme cómodo o lo menos contrariado posible entre mis cuatro paredes, como si no pudiera hacer otra cosa, como si ya nadie esperara nada de mí. Si hubiera caído en ese planteamiento, habría condenado mi vida al lamento permanente como telón de fondo. Consentir en esa visión tan negativa de mi situación, supondría –aparte de pactar con una falsedad– autocondenarme al victimismo. Ir por el mundo con complejo de víctima, como dando pena, se me hacía poco gallardo y un tanto falso, porque veía con claridad que teniendo la cabeza sana no había razón para no utilizarla con provecho. (Sobre la marcha, p. 55)

Obispo de Karaganda (Kazajstan)

Mons. Athanasius Schneider, es Obispo Auxiliar de Karaganda (Kazajstán) desde hace apenas un año. Originario de Kirguistán (Asia Central), de padres alemanes deportados como prisioneros y obligados a trabajos forzados en los montes Urales durante los años 50.
Nos describe en esta entrevista la situación local y los desafíos de su diócesis.

¿Cuándo y cómo sintió su vocación sacerdotal y religiosa?
La vocación, como decía el gran Papa Juan Pablo II, es un misterio y un don al mismo tiempo. A veces no se consigue explicar el hecho de la vocación con la lógica humana. Es un misterio cómo Dios toca el alma.

Recuerdo que cuando tenía diez años yo iba con mis padres y hermanos a Misa. Vivíamos en Estonia, en la entonces Unión Soviética, y teníamos que andar 100 Km. para acudir a la Santa Misa. Contábamos con un sacerdote ejemplar que había sufrido mucho también en la persecución. Y recuerdo que este sacerdote me impresionaba mucho cuando yo todavía era un niño, sobre todo, por su apariencia sacerdotal, santa, apostólica. Yo no pensaba lo más mínimo en la vocación sacerdotal.

D.Rafael Alonso ha sido el instrumento elegido por Dios para dar vida a la Obra de Nuestra Madre. A Ella le ha condiado todo.

¿Qué ha cambiado en el Hogar en estos veinticinco años?
El Hogar de la Madre ha crecido, se ha extendido, y lentamente va cumpliendo la finalidad para la que nació. Hemos ganado en madurez y en experiencia.

¿Qué no ha cambiado?
Las misiones e ideales. Estos se han mantenido intactos. Y espero que la erosión y el mordiente del tiempo no hayan deteriorado nuestro espíritu para vivirlos, sino que lo hayan fortalecido. En el sufrimiento se prueba el amor auténtico.

¿Qué considera esencial, y que nunca debería cambiar en la obra del Hogar?
El amor a Dios, a Cristo, a la Virgen Santísima y a la Iglesia, sirviéndolos en el cumplimiento de nuestras tres misiones: la defensa de la Eucaristía, la defensa del honor de Nuestra Madre, especialmente en el privilegio de su virginidad y la conquista de los jóvenes para el Señor.

Exorcista de la Archdiócesis de Roma

El P. Gabrielle Amorth de la Congregación de San Pablo, es licenciado en Derecho y miembro de la Pontificia Academia Mariana Internacional. Presidente honorario de la Asociación de Exorcistas que él mismo fundó en 1990, y la cual presidió hasta el año 2000. Es exorcista en la diócesis de Roma desde hace veinte años.
Podría pensarse, a través de algunas fotos que se han divulgado, que es un hombre triste, serio y preocupado por el trabajo que tiene que realizar, pero las apariencias engañan. El P. Amorth no es en absoluto triste. Es una persona dulce, serena y muy espiritual. Entre sus amigos tiene fama de ser un bromista. De hecho, su actividad como exorcista comenzó cuando bromeaba con el Cardenal Ugo Poletti, vicario del Papa en la diócesis de Roma. Este, le pidió que se dedicara, jornada completa, a exorcizar a personas afectadas por Satanás debido a que el P. Candido Amantini que se dedicaba a ello, estaba enfermo y necesitaba ayuda. "En aquel momento pensé que era una broma, la verdad, pero comprendí que me necesitaban y acabé aceptando”.

Esta vez hablamos con el matrimonio Lowe que nos cuenta su experiencia de vida como familia católica. Howard es británico y Arantza española. Tienen nueve hijos y dos en el cielo. Arantza se dedica a su familia a tiempo completo y Howard es profesor de inglés.

¿Cómo os conocisteis?
H.- Nos conocimos una noche en Madrid.
A.- A las dos de la mañana, en un bar que estaba cerrando… Era la víspera de la Virgen de la Almudena.

De la intuición del Espíritu Santo, a través de una mujer consagrada, Sor Elvira Petrozzi, nació en julio de 1983 la Comunidad Cenáculo como respuesta de la ternura de Dios Padre, al grito de desesperación de muchos jóvenes cansados, desilusionados, desesperados, adictos a las drogas y personas en general, que buscaban la alegría y el sentido verdadero de la vida.
Actualmente colaboran con la Comunidad, voluntarios, consagrados y familias que viven y operan a tiempo completo y en total gratuidad al servicio de esta obra.
La “Casa Madre” de la Comunidad se encuentra sobre la colina de Saluzzo, una ciudad en la provincia de Cúneo (Piemonte), en el noroeste de Italia. Desde ese año, han nacido numerosas Fraternidades del Cenácolo: actualmente son 51 dispersas en Italia y en el resto del mundo.

¿A qué se dedica?
Soy médico neurólogo en el Hospital Sierrallana de Torrelavega (Cantabria).

Está casado, ¿cuántos hijos tiene?
Mi mujer, Carmen, y yo tenemos cuatro hijos, la mayor chica y los siguientes, chicos.

¿ Qué criterio siguió a la hora de afrontar su matrimonio?
En esto, creo que todo el mérito ha sido de Dios que me ha dado a la mujer que yo necesitaba. Si en esto no me he equivocado ha sido porque Dios no ha querido. Digo esto porque el enamoramiento no suele tener muy en cuenta lo que más o menos conviene, y hay que pedir a Dios que nos enamoremos de la mujer que nos conviene. Espero que se me entienda. Esto es compatible con buscar una mujer cristiana, sencilla, sobria, etc. ,es decir, lo más virtuosa posible.

¿Dónde vive?
En Austria. Para mayor precisión, en la Baja Austria, que está en el Este de Austria. Nuestra casa está a unos 80 kilómetros al norte del conocido lugar de peregrinación Maria Zell.


¿ Puede presentarnos brevemente su familia?
Mi marido se llama Leopold. Tenemos cinco hijos: Gabriel, Erich, Reinhard, Roswitha y Andreas. Mi marido trabaja como bedel en una escuela y yo me ocupo de la casa. Aunque de los cinco hijos ninguno est casado, sólo dos viven todavía en casa: el mayor y el más pequeño.

¿ Cómo era su familia cuando era pequeña y cómo fue su educación?
Digamos que mi familia era católica normal. Nosotros crecimos en un ambiente de fe. El vivir los Mandamientos y el ir a Misa los domingos no se ponían en duda. Además se rezaba antes y después de comer.

Esta vez hablamos con un misionero del P.I.M.E. Es italiano, fue ordenado sacerdote en el 2004 y posteriormente destinado a su misión en Arakan Valley (Kidapawan), en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas.

P. Giovanni, ¿cuántos años tiene?
Tengo 34 años.

¿ Cómo ha sido su educación religiosa durante su infancia y juventud? ¿Qué papel han tenido su familia, su parroquia y los grupos juveniles que ha frecuentado?
He nacido en una familia cristiana que me ha enseñado a intuir la presencia de Dios y a percibir la exigencia de honrar esta Presencia. En mi familia la vida de fe se ha vivido como un hecho íntimo; forma parte de la conciencia personal y familiar al mismo tiempo. No creo que mis padres en el pasado hayan pensado nunca que la opción cristiana pudiera llegar a ser el reto y la aventura de toda una vida; sin embargo, han querido de corazón que yo tuviera distintas experiencias (deporte, música, conocimiento de otros idiomas y otras culturas, scout) que me ayudaran a crecer humanamente de manera completa. Mi vida de fe ha crecido en el seno de mi familia y en el compartir con chicos y chicas de mi edad pertenecientes al mundo scout (AGESCI).

Hermana Clare

Hermana Clare

Presentación de «O todo o nada» en Treviglio

Las Siervas del Hogar de la Madre presentaron el DVD «O todo o nada: Hna. Clare Crockett», la vida de la Hna. Clare en la Librería «Fonte...

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo