Menu

Revista H.M.H.M. es una revista bimensual que se publica en español, inglés e italiano. Incluye artículos de formación, liturgia, valores, con entrevistas y testimonios vivos e impactantes de fe.

Santos

Venerable Pablo VI

Por Hna. Karen McMahon
encounter

Giovanni Battista Montini nació en Concesio (Lombardía) Italia, el 26 de Septiembre de 1897. Fue un niño de salud precaria. Tuvo dos hermanos, Ludovico y Francisco. El 30 de Septiembre del mismo año nació de nuevo, como hijo de Dios, al recibir el Santo Bautismo

Años más tarde, mirando atrás dirá: “Aunque no haya respondido al don de Dios como se merece, sí os quiero decir (para honrar al Señor y para confesar los beneficios recibidos de Él), que la fe que he recibido en esta iglesia con el sacramento del santo Bautismo, ha sido para mí la luz de mi vida” (16 agosto 1959).

Entró en el seminario en 1916, pero debido a su escasa salud, le permitieron seguir los estudios desde casa. Siempre fue un hombre de profunda vida espiritual. Muchas veces salía temprano para visitar el cercano Santuario de la Madonna Della Stella, encumbrado en la montaña, que como un cuadro pintoresco podía contemplar desde la ventana de su casa, y se encomendaba a sus cuidados maternos. Fue ordenado en 1920 y enviado a Roma para estudiar en la Pontificia Universidad Gregoriana. En 1922 ingresó en la Academia de Nobles Eclesiásticos para continuar su carrera en la escuela diplomática. En 1923 estuvo en la nunciatura de Varsovia, pero debido al rigor del frío y dado su delicado estado de salud le hicieron volver a Roma donde inició su trabajo en la Secretaría de Estado. Enseñaba en la Academia de Nobles Eclesiásticos y fue nombrado capellán de la Federación Universitaria Católica Italiana (FUCI).

sacerdoteSiempre tuvo gran amor y preocupación por los jóvenes, como se manifestaba en sus palabras a la Acción Católica: “¡Adelante, en el nombre del Señor! No os asusten, y mucho menos os paralicen, las dificultades actuales. Mirad el presente con realismo y el porvenir con esperanza. Con la luz de la fe y con el ímpetu del amor se vence la indiferencia”.

Conoció mejor que nadie la Curia Romana por su trabajo durante treinta años en la Secretaría de Estado. En 1937 le nombraron asistente del Cardenal Pacelli, quien por entonces se desempeñaba como Secretario de Estado y posteriormente sería Papa (Pío XII) en 1939. Siguió bajo ese cargo hasta 1944, año en el que fue nombrado Secretario de Estado directamente junto al Papa. Durante la segunda Guerra Mundial prestó un valioso apoyo en la ayuda que la Santa Sede brindó a numerosos refugiados y presos de guerra.

En el Consistorio secreto de 1952 el Papa Pío XII anunció su intención de elevar a Montini y a Domenico Tardini al Colegio de cardenales, pero los dos pidieron dispensa. Al año siguiente, Montini fue nombrado Arzobispo de Milán, lugar donde trabajó incansablemente por acercar los fieles, a él encomendados, a la vida de la gracia y a la recepción frecuente de los sacramentos. En esa época se podía ver, de un modo especial, su amor paternal por los sacerdotes, en sus palabras de ánimo y en sus exhortaciones a vivir en plenitud la vida sacerdotal con todo lo que ello significa de entrega y sacrificio, buscando todo apostolado que sea lícito -sin caer en la imprudencia-, y sabiendo estar en el mundo sin ser del mundo.

pablo vi“El amor se mide con la ofrenda de sí mismo; y vosotros habéis hecho ofrenda de vuestra vida al más grande amor, a la más grande capacidad de entrega. Por tanto debéis ser sacerdotes con un corazón semejante al de Cristo” (Milan, 28 de junio de 1957, Sagradas Órdenes).

Con la muerte de Juan XXIII, Montini fue elegido su sucesor el 21 de junio de 1963. En su primer mensaje al mundo se comprometió a continuar el trabajo de su predecesor. Durante su pontificado la tensión entre la primacía papal y el Colegio Episcopal siempre fue fuente de conflicto. El 14 de Septiembre estableció el Sinodo de Obispos.

El tema del celibato se trató en el cuarto debate del Concilio, y fue tema central de una encíclica el 24 de junio de 1967. También el amor humano fue objeto de la encíclica Humanae Vitae, del 25 de julio de 1968. Dos encíclicas que ensombrecieron sus últimos años de pontificado.

Aun a pesar de la mala prensa de que fue objeto, los más cercanos a su persona dijeron de él que fue un hombre brillante, profundamente espiritual, reservado y delicado, un hombre de “infinita cortesía”.

Fue uno de los primeros Papas en visitar los cinco continentes. Su triunfante conclusión del Vaticano II dejó su huella en la historia de la Iglesia, también la historia reserva su rigurosa reforma de la Curia Romana, y su discurso a la ONU en 1965. Populorum progressio (1967) y Octogesima adveniens (1971) sacaron a la luz muchos de los conflictos sociales, y con Evangelii nuntiandi (1975), trató la cuestión de la evangelización en el mundo contemporáneo.

bendiciendoEl Papa Pablo VI murió el 6 de Agosto de 1978, fiesta de la Transfiguración. Pidió tener un funeral sencillo, sin monumento funerario y catafalco. Es la conclusión de una vida sumergida en Dios, con una claridad y una fortaleza moral que le impulsó a predicar el Reino de Dios “a tiempo y a destiempo” como el incansable apóstol San Pablo.

“Oh Señor, fortalece mi fe, que no tema la contrariedad de los problemas; donde es plena la experiencia de nuestra vida ávida de luz, que no tema la adversidad de quienes la discuten, la combaten, la rechazan, la niegan; sino que se afiance en la íntima certeza de tu verdad, resista a la fatiga de la crítica, se corrobore en la afirmación continua más allá de las dificultades dialécticas y espirituales en la que se desarrolla nuestra existencia temporal”.

©Revista HM º170 Enero-Febrero 2013

Hermana Clare

Hermana Clare

La Hna. Clare sigue siendo uno de los «Santos de la puerta de al lado»

Hace un año que la Hna. Clare fue invitada a formar parte de la exposición «Jóvenes testigos de la fe. Santos de la puerta de al lado»....

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo