Menu

Vida espiritual

Nueva Evangelización II

 

P. Manuel M. Carriera, S.J.

RELATIVISMO 

 aphoto7 74326fe5

Lo propio del Hombre como ser racional -la búsqueda de Verdad, Belleza y Bien- vemos que se olvida y se ridiculiza en un ambiente de relativismo, disfrazado de apertura mental, de inculturación ilimitada, de búsqueda de armonía para evitar los conflictos que produce un dogmatismo inflexible. Sólo en la ciencia -y no siempre- tal vez se reconoce que hay datos indudables y comportamientos de la materia que no dependen de ninguna cultura concreta o prejuicio personal; todo lo demás es opinable, incluso los grandes principios lógicos de identidad, de no-contradicción y de razón suficiente. Afirmar que existe una Verdad que debemos buscar, por difícil que sea el encontrarla, parece una ilusión inaceptable, y el decir que se posee verdad es ridiculizado como arrogancia anticuada. Con una frase cínica, se ha dicho que “apertura mental” termina significando solamente “una cabeza vacía”, sin procesos lógicos que expliquen ni la existencia ni las propiedades del Universo, de la persona humana o de la sociedad. Un “porque sí” disfrazado de “azar” es frecuentemente la única respuesta a las cuestiones más trascendentales, algo que no satisface ni a las primeras preguntas de un niño.

Curiosamente se da el retroceso cultural de buscar sabidurías ocultas en modos de pensar primitivos del Oriente o de civilizaciones previas a la racionalidad griega y al Cristianismo, aunque en esos otros entornos antiguos no se desarrolló ciencia ni una concepción aceptable del Hombre y de la sociedad. Pero cualquier cosa parece preferible a la rigidez lógica de Aristóteles y de los dogmas católicos, con una reacción casi instintiva de rechazo automático de todo lo que se presente como una verdad inmutable. Y se presentan conflictos históricos como prueba de que todo dogmatismo es incompatible con la diversidad pacífica necesaria para la convivencia, sin matizar y explicar las condiciones político-sociales en que se dieron los conflictos. 

Recordemos que la Iglesia -para muchos el ejemplo clásico de cerrazón mental- fue la que salvó para Europa toda la filosofía, la geometría y la astronomía griega, y que las universidades (dedicadas a buscar el saber universal) fueron también erigidas por esa misma Iglesia, que siempre proclamó la racionalidad humana, incluso afirmando que la Fe es un “obsequio racional” que ofrecemos a Dios.

CULTO DE LO ABERRANTE

grafiti

Si buscamos Verdad, el encontrarla como orden lógico y como expresión de armonía nos introduce en el nivel de Belleza, con el placer -perfectamente libre de egoísmo- que nos permite gozar de una flor, una demostración matemática, una obra de arte, una poesía. Pero también se distorsiona actualmente esa tendencia a la Belleza, con una especie de masoquismo en que lo hermoso se destruye, y lo vemos a nivel individual e irracional con el empeño de ensuciar lo que está limpio con “pintadas” pueriles o groseras en cualquier pared pública o privada, con la destrucción de monumentos y con la exaltación de un supuesto arte que subraya lo obsceno, lo salvaje, lo hiriente, en nombre de una “originalidad” tan absurda como presentar un orinal público como obra de arte propia.   

 Sin ideas dignas de desarrollarse se escribe una “poesía” sin ritmo ni contenido, o se presenta un lienzo pintado de un color uniforme con un rodillo, o con una raya a su través, como expresión de una libertad estética que no tiene por qué someterse a ningún canon. Se ha comentado que muchos supuestos artistas modernos “no tienen nada que decir, y lo dicen a gritos”, sustituyendo con el enorme tamaño de sus cuadros la falta de atractivo estético de sus obras. Recuerdo una exposición de supuestas esculturas en que una de ellas, con un precio de 100 dólares, se ofreció rebajada a 50 y luego a 25, y finalmente como regalo gratis a quien quisiese llevársela al cerrarse el local, para terminar tirada al cubo de la basura, donde realmente tenía su lugar correspondiente. En la misma exposición-concurso se presentó como “escultura” un trozo de hilo de poco más de medio metro de longitud, que se puso en la pared con tres clavitos formando un ángulo recto, y otra obra “original” era una mesa plegable pintada de color rosa. Es verdaderamente el burlarse de la inteligencia de los visitantes y del concepto mismo de Arte (Belleza artificial) el que eso tenga lugar.

UTILITARISMO

Tras el desprecio de Verdad y Belleza no es extraño que se pervierta el concepto de Bien, que indica el perfeccionamiento de alguna tendencia propia del Hombre como ser racional y sujeto de derechos y deberes. Se reduce el aprecio de un objeto -o de un modo de proceder- a sus efectos económicos o de satisfacción egoísta e inmediata, con una oferta frecuentemente engañosa, diseñando conscientemente para un fallo más o menos rápido y controlando el mercado con restricciones internacionales mientras se permite la práctica esclavitud -incluso de niños- para disminuir el costo y aumentar los beneficios.

En otros casos se quiere mantener a tribus o grupos primitivos en un estado sin posible desarrollo cultural, y aun sin atención médica, con el pretexto de no interferir con su modo de vida sino conservarlo como objeto de estudio antropológico. Se ha acusado a la Iglesia de destruir culturas precisamente por considerar a todo ser humano, de cualquier lugar y forma de vida, como Imagen y Semejanza de Dios con un destino eterno, con igual derecho que nosotros a conocer a Dios y vivir en su amor ahora y por siempre. ¡Bendita obra la de librar a sociedades enteras de sus sacrificios humanos y la esclavitud a brujos y tiranos! Fue ya el Cristianismo el que tuvo que abolir los asesinatos en el circo como diversión de los Romanos, y el infanticidio y la poligamia como práctica normal en los primeros tiempos de la Iglesia, afirmando la igual dignidad de la mujer y el derecho a la vida de todo ser humano. No es verdad que toda cultura sea respetable: como conjunto de ideas que determinan la estructura de una sociedad, sólo será respetable la cultura que sostenga la dignidad de toda persona en todos los momentos de su vida. Cuando eso no ocurre, tal cultura debe modificarse, incluso por leyes que obliguen a una actitud que la ONU ha proclamado como propia de todo país civilizado. 

©Revista HM º156 Marzo/Abril 2012

Hermana Clare

Hermana Clare

¡Feliz cumpleaños, Hna. Clare!

Hoy la Hna. Clare hubiera cumplido 37 años. Desde su conversión solo tuvo un deseo: consolar al Señor con su vida.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo