Menu

Vida espiritual

Una extraña confesión

hoja-peq

Un gran milagro Eucarístico

Casia es una preciosa localidad italiana, rodeada por las montañas de la Umbría, muy conocida porque vio nacer a Santa Rita, abogada de los casos imposibles, cuyo cuerpo incorrupto descansa en la basílica. Pero también allí se conserva la reliquia de un gran milagro Eucarístico que tuvo lugar en Siena, Italia, en 1330.

En la capilla del milagro, debajo del tabernáculo, hay una caja de cristal con los huesos del Beato Simone Fidati. El Padre Simone fue sacerdote Agustino durante la primera mitad del siglo XIV. Era conocido en toda la Umbría por ser un hombre sabio y santo, a pesar de que era muy joven. Muchos sacerdotes le buscaban para confesarse y, un día, estando él destinado en el monasterio Agustino de Siena, un sacerdote fue a hacerle una extraña confesión.

Había perdido su respeto por la Eucaristía. Con esto podríamos deducir que, posiblemente, no creía en la Presencia Real de Jesús en la Eucaristía. En la vida de este sacerdote no quedaba entusiasmo. Hacía las cosas por rutina y porque tenía que hacerlo, cada vez se separaba más y más de Dios.

Este sacerdote recibió la llamada de un agricultor enfermo que pedía la administración de los últimos sacramentos. En vez de poner la Eucaristía en el relicario para llevarla cerca de su corazón, el sacerdote tomó la Hostia e irreverentemente la puso entre las páginas del breviario. Cuando llegó a la casa del enfermo, le preparó para recibir la Eucaristía, escuchó su confesión y al abrir el libro para tomar la Hostia y darle la comunión, el sacerdote quedó fuertemente sorprendido al encontrar en su lugar dos manchas redondas de sangre en las páginas, una frente a la otra. Acto seguido, se fue de la casa con gran pánico, e inmediatamente volvió a Siena, buscó al beato Simone y le relató lo sucedido.

confesion-milagro-peqEl beato Simone, escuchó al sacerdote que le contó su pecado y el milagro ocurrido. Le dio la absolución y le pidió que le entregara las dos páginas manchadas de sangre. Una de ellas la llevó a Perugia y la otra, con la Santa Hostia adherida, la depositó en el monasterio Agustino de Casia.

Hay otro milagro asociado a esta Santa Hostia. A través de los años las personas empezaron a notar un cambio en la página manchada de sangre. Un rostro comenzó a aparecer. Es casi como si un color más oscuro apareciera en ciertas partes de la página. Cuando el sacerdote en el santuario abre el tabernáculo para mostrar a los fieles el Milagro Eucarístico y trae la Custodia al Altar, pone una linterna detrás de la página y se puede apreciar el rostro de una persona. Es un perfil perfectamente formado de un hombre con barba y bigote.

La insigne reliquia fue venerada durante siglos por los fieles y su culto promovido por los Sumos Pontífices con la concesión de especiales e importantes indulgencias.

El prodigio es conmemorado de forma especial en la fiesta del Corpus Christi en que se lleva la reliquia en solemne procesión.

©Revista HM º169 Noviembre-Diciembre 2012

Hermana Clare

Hermana Clare

¡Feliz cumpleaños, Hna. Clare!

Hoy la Hna. Clare hubiera cumplido 37 años. Desde su conversión solo tuvo un deseo: consolar al Señor con su vida.

InfoFamiliaLibre

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo