Menu

PodcastsH.M. Multimedia

P Rafael
17 de junio de 2017

P. Rafael Alonso Reymundo

En el Evangelio -y también en la primera lectura-, ha resonado la Palabra de Dios. El Señor rechaza la ambigüedad. El Señor dice que vosotros digáis sí a lo que es sí y no a lo que es no. Y ha dicho que todo lo que pasa de esto proviene del Maligno. Por lo tanto, el Señor rechaza la mentalidad que hay ahora, en la cual se dice: “Todo está bien. Hagas lo que hagas, yo te apoyo”. Vamos a analizar eso. Eso lo que usted dice, que todo está bien… Si nosotros, en vez de hablar de virtudes, que son hábitos operativos, perfectivos, del ser humano, hablamos de valores, de qué es lo que tiene valor para mí -aunque no lo tenga en sí, pero que lo tiene para mí-, entonces, hago mi gusto y lo que a mí me apetece como forma de valor absoluto. No todo lo que el hombre hace está bien. No todo lo que el hombre piensa está bien. No todo lo que siente está bien. Lo que piense, lo que desee, lo que sienta, tiene que confrontarlo con la Palabra de Dios. No somos nosotros quienes decimos lo que está bien y lo que está mal; es Dios. Es Dios quien tiene esa palabra. A mí me exigirá el esfuerzo de ver si lo que yo estoy diciendo, haciendo, pensando, deseando está bien o no, en conformidad con su Palabra. Si no está en conformidad con su Palabra no está bien.

Descargar(Para descargar, haz clic en el botón
derecho del ratón y pincha en guardar como...)

 

D Juan Antonio
2 de julio de 2017

D. Juan Antonio Reig Pla

Cuando miramos a la Santísima Virgen María y podemos contemplarla como obra perfecta de Dios, la razón última es que Dios la ha elegido para ser la Madre de Dios. Dios viene a tomar nuestra carne, pero viene Dios. No es obra nuestra y, por tanto, cuando ingresa en este mundo, lo hace como Dios. Es tanto el amor que nos tiene que se acerca, que quiere establecer y plantar su tienda en medio de nosotros. Y, para eso, dentro de los designios de Dios, Él espera, la respuesta humana, promovida por su gracia. Es la respuesta de la Santísima Virgen María. Ella, que es la obra perfecta de Dios, Inmaculada desde su concepción, ahora, por obra del Espíritu Santo, concibe. Y concibe al modo como Dios lo ha previsto y con las condiciones de Dios, sin restar nada a la divinidad, para adquirir a su vez nuestra humanidad.

Descargar(Para descargar, haz clic en el botón
derecho del ratón y pincha en guardar como...)

 

P Jose Luis
10 de junio de 2017

P. José Luis Saavedra

El demonio está siempre buscando nuestro punto débil. Él nos conoce a veces mejor que nosotros mismos. Sabe cuál es nuestra debilidad espiritual, y nosotros nos descuidamos en la superficialidad y le dejamos ganar la batalla. Los apóstoles aprendieron a no fiarse de sí mismos y a no dejar que hubiera puntos débiles. Ellos vencieron desde el momento en que se reunieron con María a rezar.

Descargar(Para descargar, haz clic en el botón
derecho del ratón y pincha en guardar como...)

 

Padre Jose Luis Saavedra
3 de junio de 2017

P. José Luis Saavedra

La noche anterior a la venida del Espíritu Santo, los apóstoles estarían entorno a María, igual que habían estado en la cena pascual alrededor de Jesús. Se había quedado un hueco enorme en medio de ellos, porque faltaba Jesús. Habían tenido por tres años, en medio de ellos, al que es la vida, la verdad, el camino; al que lo puede todo, lo sabe todo y nos ama. Y, ahora, en medio de ese vacío, Dios va a enviar su Espíritu Santo. La marcha del Señor en la Ascensión ha dejado a los apóstoles en una incógnita, al ver que tienen que cumplir una misión. Porque en su marcha -"Id y proclamad al mundo mi Evangelio"- les da la misión de ser su voz y sus pies, para llegar hasta el fin del mundo. Y, en medio de ellos, se dan cuenta de que necesitan orar. Son conscientes de que solos no pueden, como decía hoy San Pablo: "El espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad".

Descargar(Para descargar, haz clic en el botón
derecho del ratón y pincha en guardar como...)

 

P Félix
27 de mayo de 2017

P. Félix López

El Evangelio de San Juan, como siempre, nos ofrece palabras profundísimas, abismales -como decía el Papa Benedicto-. Cuando uno se asoma, siente vértigo, porque detrás de esas palabras se esconde todo el misterio de Jesucristo. "Salí del Padre y he venido al mundo; dejo el mundo y me voy al Padre. Este es todo el Evangelio de Juan, allí, metido en una frase. Antes de volver al Padre y llevarnos con él, nos ha revelado quién es el Padre, nos ha manifestado quién es el Padre.

Descargar(Para descargar, haz clic en el botón
derecho del ratón y pincha en guardar como...)

 

P Felix
6 de mayo de 2017

P. Félix López

Las palabras de Jesús provocan un escándalo a la razón, y es allí donde entra la humildad de la fe. Lo que la razón humana no puede alcanzar se manifiesta y se impone por la autoridad de quien lo está diciendo. Él es el que ha bajado del cielo y, por eso, su palabra tiene una autoridad que va más allá de una simple palabra humana. Por eso, su palabra esta llamando al corazón del hombre a creer. La respuesta ante la revelación de Jesucristo es la fe. Algunos no creían. Todo el evangelio tiene detrás esta dinámica, el creer. Es una llamada a la fe, y la fe es la manera de entrar en comunión con el Señor, de aceptar su mensaje.

Descargar(Para descargar, haz clic en el botón
derecho del ratón y pincha en guardar como...)

 

P. Felix López
14 de abril de 2017

P. Félix López Lozano, SHM

Si el martirio es el testimonio culminante de la verdad moral, al que relativamente pocos son llamados, existe, no obstante, un testimonio de coherencia que todos los cristianos deben estar dispuestos a dar cada día, incluso a costa de sufrimientos y de grandes sacrificios. ¿Te has planteado alguna vez hasta dónde estarías dispuesto a llegar para defender tu fe? ¿Has experimentado alguna vez este “martirio cotidiano”?

Descargar(Para descargar, haz clic en el botón
derecho del ratón y pincha en guardar como...)

D. Juan Antonio Reig Pla
15 de abril de 2017

D. Juan Antonio Reig Pla

«La libertad del hombre encuentra su verdadera y plena realización en esta aceptación. Dios, el único que es bueno, conoce perfectamente lo que es bueno para el hombre y, en virtud de su mismo amor, se lo propone en los mandamientos» (VS, 35). Toda elección implica siempre una referencia de la voluntad deliberada a los bienes y a los males, indicados por la ley natural como bienes que hay que conseguir y males que hay que evitar.

Descargar(Para descargar, haz clic en el botón
derecho del ratón y pincha en guardar como...)

P. José Luis Saavedra
13 de abril de 2017

P. José Luis Saavedra

Si queremos penetrar en el núcleo de la moral evangélica y comprender su contenido profundo e inmutable, debemos escrutar cuidadosamente el sentido de la pregunta hecha por el joven rico del evangelio y, más aún, el sentido de la respuesta de Jesús, dejándonos guiar por Él. En efecto, Jesús, con delicada solicitud pedagógica, responde llevando al joven como de la mano, paso a paso, hacia la verdad plena.

Descargar(Para descargar, haz clic en el botón
derecho del ratón y pincha en guardar como...)

Homilia 22 de abril
22 de abril de 2017

P. Rafael Alonso

Estamos viviendo este tiempo de gozo pascual. El gozo pascual no es como el gozo humano o, por lo menos, no es solo y exclusivamente gozo humano. El gozo humano se obtiene de la satisfacción de la necesidades naturales o humanas. Pero el gozo pascual tiene otra índole distinta. Es verdad que esta empeñado completamente todo el ser humano, pero en un plano superior. Si no fuera así, las personas que están enfermas no podrían gozar, las personas que han fracasado no podrían gozar, las personas que tienen problemas con Hacienda o deben pagar multas de tráfico, no podrían gozar... El gozo pascual es para todos los hombres. Se funda en un hecho fundamental: Dios ha venido a este mundo, ha padecido por nosotros y nos ha liberado de las esclavitudes que tiene el hombre, del pecado.

Descargar(Para descargar, haz clic en el botón
derecho del ratón y pincha en guardar como...)

 

Hermana Clare

Hermana Clare

«Oh, mamá, es mi ángel... Hola Hna. Clare».

Maureen Lawrence (Florida, EEUU): Yo siempre cuento como Charlie la llamaba «mi ángel».

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma