Menu
Categoría: Enero

ipromise larga

Convivencias de chicas en Brignano Gera D’adda (Italia), del 5 al 6 de enero de 2018.

navidadcelebrar1

El Señor dijo a Abraham: "Sal de tu tierra… y ve a la tierra que yo te mostraré". El Señor nos ha dicho a nosotras, junto a algunas chicas de Lumezzane, "Sal de Lumezzane, hacia otro pueblo donde yo os esperaré". Este otro pueblo era Brignano Gera D'adda donde los días 5 y 6 de enero hemos tenido un encuentro con chicas de 15 años para arriba con el tema "I promise" (Yo prometo).

El encuentro empezó el 5 por la mañana en Lumezzane con la Misa, después de la cual nos pusimos en camino hacia nuestro destino. Llegamos a Brignano y, tras saludar al Señor de la casa en la capilla, y a las Hermanas de la comunidad de Brignano, y situarnos un poco, tuvimos la primera reunión que fue una introducción al tema del encuentro. Partiendo de la frase del Evangelio que dice "El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán" (Mt 24, 35), íbamos viendo, ayudadas por otros pasajes del Nuevo testamento, algunas de las promesas que el Señor nos ha hecho y cómo Dios es fiel a su promesa. Sobre todo nos impresionaron las promesas referentes a la vida eterna, para los que son fieles a Dios y perseveran, y también la frase "vuestros nombres están escritos en el cielo". Reflexionamos sobre cómo el mundo nos puede prometer muchas cosas pero solo Dios promete cosas realmente grandes y solo Dios es fiel a su promesa. Pensar en las promesas de Dios y su fidelidad nos ha hecho plantearnos también qué debemos nosotros prometer a Dios, cuál debe ser nuestra respuesta, y darnos cuenta que por nosotros mismos nada podemos, pero con Él todo es posible.

navidadcelebrar2

Terminada la introducción pasamos a la capilla para el rezo del Ángelus y llegó la hora de la comida. Después de recargar nuestras pilas con un buen plato de pasta, fuimos rezando el rosario hasta el santuario de "Madonna dei campi" (Nuestra Señora de los campos). Llegadas allí cantamos canciones a la Virgen y tuvimos un rato de oración en la que nos fue propuesto pensar en la Virgen como "La Madre de la Promesa", Promesa con "P" mayúscula, porque Ella es la Madre de Jesús, que es el Salvador Prometido. En nuestra oración pedimos a la Virgen que nos ayudara a darnos cuenta de la grandeza de lo que nos promete Dios si somos fieles, y la fuerza para decir nuestro "sí", nuestro "fíat".

Ya de vuelta a casa era hora de la película. Vimos un clásico:” Un hombre para la eternidad”, película que trata de la vida de Sto. Tomás Moro. En él pudimos ver a un hombre que valoraba por encima de lo humano, la fidelidad y lealtad a Dios. Reflexionamos sobre cómo el hombre por si es muy débil, pero vimos en este santo cómo la fuerza de Dios vence la debilidad humana.

Y llegó la hora de cenar. Pero, ¿qué cenamos? Nos tocó preparar la cena e hicimos unas pizzas buenísimas sacando lo mejor de nuestros talentos culinarios. Después de cenar, y tras un rato para estar juntas, pasamos a la capilla para una última reflexión sobre el día vivido juntas, sobre lo que hablamos y reflexionamos, una Salve a la Virgen y a dormir para prepararnos para el día siguiente.

El día 6 de enero, Epifanía del Señor, nos levantamos y encontramos que habían venido por la noche los Reyes Magos dejándonos algún regalo. Después del desayuno salimos en coche hacia el Santuario de Caravaggio - Santa María de la Fuente. Estuvimos en Misa en el santuario y después aprovechamos para la confesión y un rato de oración delante de la imagen de la Virgen. Vimos el Belén y bajamos a la fuente donde apareció la Virgen. Siempre es una gracia visitar lugares de aparición y estar un rato con Nuestra Madre. Tocaba volver a casa para la comida, un tiempo para cantar y estar juntas, y recoger un poco nuestras cosas. A las tres nos unimos a la Parroquia para un Belén viviente organizado por el párroco y las Hermanas de la comunidad de Brignano. Todos disfrutamos muchísimo escuchando y viendo de nuevo la historia y misterio que habíamos contemplado en las navidades interpretado delante de nuestros ojos, y acompañado por canciones. No podía faltar una taza de chocolate caliente al finalizar el evento en el oratorio de Brignano. En el coche, cuando volvíamos a Lumezzane, aprovechamos para profundizar en las gracias recibidas y en todo lo que habíamos aprendido en nuestro encuentro.

Ver álbum de fotos



 

Hermana Clare

Hermana Clare

Hna. Clare, la película: ¡¡Llévala a tu ciudad!!

En este artículo encuentra toda la información para llevar «O todo o nada: Hna. Clare Crockett» gratuitamente a tu ciudad.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma