Menu
Categoría: Enero

marcha larga

Marcha provida en Washington, D.C. (EEUU), 18-21 enero 2018.

marcha1

La comunidad de Siervas del Hogar de la Madre de Jacksonville, Florida (EEUU), llevó a un grupo de jóvenes de peregrinación a Washington, D.C., con ocasión de la 45º Marcha provida. Esta marcha provida es la mayor concentración en favor de la vida en EEUU. Se convoca todos los años para protestar contra la legalidad del aborto desde el año 1973, cuando el Tribunal Supremo de Estados Unidos tomó la decisión de despenalizar el aborto. La misión de la concentración es “proporcionar a todos los estadounidenses un espacio para dar testimonio de la belleza de la vida y de la dignidad de cada persona humana". La peregrinación estuvo llena de bendiciones, algunas indescriptibles. Partimos para Washington el jueves, 18 de enero, por la mañana. El viaje era de 10 horas en coche. Por el camino, las chicas pudieron jugar en la nieve en una de las paradas. Llegamos por la tarde y nos acogió una familia que abrió su casa para ofrecernos un lugar caliente y cómodo donde quedarnos y comida abundante.

El viernes por la mañana madrugamos para reunirnos con otra familia maravillosa que se encargó de conseguirnos los medios para llevarnos a St. Peter's, donde se celebró la misa para los peregrinos de Florida antes de la marcha. Fue una misa preciosa; estábamos rodeados de otros jóvenes de Florida para defender a los que aún no han nacido. Después de la misa tuvimos la bendición de escuchar a Andrew Guersney hablar a nuestro grupo sobre su trabajo como Asistente Legislativo para el equipo de Asuntos Gubernamentales. Nos enseñó más acerca del tema de los abortos, la planificación familiar natural y sobre cómo ayudar a otros para evitar que tomen la decisión de matar una vida inocente. Después de su charla fuimos caminando al punto de partida la marcha que distaba un par de millas de donde estábamos. Según llegamos nos vimos rodeadas de miles de otras personas: jóvenes, adultos y religiosos de todo el mundo. ¡Vimos hasta un grupo que había venido desde Alemania! Había varios ponentes muy competentes presentes en la marcha. Por primera vez estuvo el Presidente de los Estados Unidos y habló. Fue absolutamente increíble ver a tanta gente allí por la misma causa. Al final de la marcha, cuando volvíamos, nos equivocamos de calle y terminamos en una iglesia que no era a la que queríamos llegar originalmente; terminamos en St. Joseph's. Pensamos que le agradaría a Jesús que entrásemos y saludásemos, ya que estábamos allí y las puertas estaban abiertas. Cuando entramos, ¡allí estaba! ¡Allí estaba Jesús! Había exposición del Santísimo e iban a dar la bendición. Así que decidimos quedarnos un rato con Él. Fue uno de los puntos culminantes de la peregrinación, y estoy segura que nadie lo va a olvidar. Esto nos demuestra que Él siempre tiene un plan; solo tenemos que confiar en Él. Después de la exposición fuimos a la casa de otra familia donde nos esperaba otra cena maravillosa. Miss Mary compartió su historia de la marcha provida y de cómo ella había estado para la primera marcha hace 45 años. Fue un honor estar en la casa de alguien que había estado en esa primera marcha.

andrew marcha

El sábado nos levantamos temprano para la segunda parte de nuestra peregrinación. Visitamos el santuario de San Juan Pablo II, donde se conservan sus reliquias. ¡Qué especial! Hicimos un tour del santuario y tuvimos la bendición de asistir a misa dentro del santuario. Después de misa comimos en el césped fuera del santuario. La familia de la Hna. Megan Murray trajo la comida para nosotras. Fue una gozada que ellos pudieran pasar un tiempo con nosotras. Después de comer volvimos al santuario para poder rezar delante de las reliquias, tocarlas y estar delante de ellas. Si veneras las reliquias, rezas el credo y te confiesas 8 días antes o después de hacer la visita, puedes recibir una indulgencia plenaria. Después de visitar el santuario de San Juan Pablo II, caminamos hacia la Basílica Nacional de la Inmaculada Concepción, la patrona oficial de Estados Unidos. Seguramente todo el mundo se quedó con la boca abierta al ver lo bonita que era. El santuario es la iglesia católica más grande de Estados Unidos y el segundo más grande de toda América del Norte. Tiene 70 capillas en honor de la Virgen. Cada una refleja los orígenes de los emigrantes y de las órdenes religiosas cuya generosidad contribuyó a su edificación. Ese día fue un día muy especial, porque los laicos del Hogar de la Madre pudieron renovar sus compromisos en la capilla de Ntra. Señora de Guadalupe. También conocimos un nuevo amigo que decidió entrar como miembro de la juventud allí. Volvimos a casa para otra comida maravillosa y preparamos las cosas para marcharnos al día siguiente por la mañana. Nos levantamos el domingo para ir a misa en la iglesia de la familia de la Hna. Alison Van de Voorde. Después de misa nos prepararon un delicioso desayuno. Fue un desayuno muy especial, mientras leíamos una carta de S. Juan Pablo II en la que nos recordaba que hay que confiar en el Señor y en lo que nos pide de cada uno de nosotros, pues tiene un plan para nosotros y no quiere que temamos. La peregrinación nos cambió.

See photo album



Hermana Clare

Hermana Clare

Hna. Clare, la película: ¡¡Llévala a tu ciudad!!

En este artículo encuentra toda la información para llevar «O todo o nada: Hna. Clare Crockett» gratuitamente a tu ciudad.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma