Menu
Categoría: Agosto

islapuna larga

Misiones en la Isla Puná, Guayaquil (Ecuador), agosto de 2018.

islapuna1

Esta frase resuena en mi corazón al recordar la experiencia misionera vivida en la tercera Isla más grande de Ecuador, la Isla Puná, la cual pertenece a la provincia de Guayas y tiene 919 km² de extensión. Cuenta con 27 comunidades más otros pequeños recintos.

Dejando a un lado los datos geográficos y de población, lo más increíble es que a pesar de la gran extensión territorial y de habitantes, la isla sólo cuenta con la presencia de un Sacerdote. El cual sólo puede llegar a las comunidades una vez al año, debido a las largas distancias entre las comunidades y a que para ir de una comuna a otra, a veces,hace falta viajar en una lancha, ya que por las lluvias no se puede viajar por tierra.

A pesar de las carencias básicas: falta de agua corriente, centros de salud, carreteras…, lo que más nos conmovió fue las grandes carencias espirituales que presentan.

Nosotras pudimos conocer dos comunidades: Campo alegre y Rio Hondo. La primera a la que fuimos es la segunda comunidad más grande de la isla: Campo alegre. Allí hay una gran presencia protestante, cuenta con un pastor que vive entre ellos y varios misioneros. Tienen un pequeño centro de salud en estado bastante mísero y una escuela a la cual acuden todos los niños de las comunidades de alrededor.

islapuna2

El centro de salud lo atienden 5 médicos de Guayaquil que tras terminar la carrera hacen un año fuera de la ciudad para aprender más. Tiene tres habitaciones donde los médicos tienen que tener las pocas medicinas que les envía el gobierno, todas las carpetas de los enfermos y las camillas para pasar consulta. La falta de medicamentos hace que los médicos no tengan medicamentos ni material para una simple costura de una herida.

Ambas comunidades tienen una capilla dedicada a la Virgen de la Merced, pero debido a la falta de atención espiritual, la capilla no tiene culto nada más que una vez al año cuando el sacerdote llega para bautizar. Esto significa que muchos de ellos están bautizados pero no tienen ninguna formación religiosa, ni han hecho la primera comunión… y lo más impresionante: ¡Nadie les ha enseñado a rezar!

En la comunidad de Río Hondo nos reunimos con un grupo amplio de familias, muchas de las cuales tienen una gran sed de Dios. Nuestra Madre se hizo presente especialmente cuando les empezamos a enseñar cómo se reza el Rosario. Ellos estaban como esponjas absorbiendo todo lo que les íbamos diciendo y al despedirnos de ellos nos decían: “No se vayan, quédense ya”.

Es una tierra totalmente de misión donde se necesita de la generosidad de otras personas para poder ayudar humanamente, y la entrega misionera para que con la ayuda del Señor podamos evangelizar y conquistar almas para Jesucristo.

Abundante es la mies y pocos son los trabajadores por lo que les pedimos que recen para que el Señor mande trabajadores a su mies y todas estas almas puedan conocer y encontrarse realmente con el Señor y con Nuestra Madre.

 ver álbum de fotos/a>

InfoFamiliaLibre

InfoFamilia

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo