Menu

OraciónVigilias y horas santas que se pueden organizar en parroquias, para todas las edades.


Se expone el Santísimo mientras se canta:

VEN Y DESCANSA

Ven y descansa en,
ven y descansa en Dios,
en Dios. (bis)

Y deja que Dios sea Dios,
deja que Dios sea Dios,
tú sólo adórale,
tú sólo adórale.

Celebrante.- En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Todos.- Amén.

Celebrante: Queridos jóvenes, en esta vigilia de oración en que nos preparamos para el momento en que algunos de vosotros recibiréis el Sacramento de la Confirmación, vamos a quedarnos junto a María, la Esposa del Espíritu Santo, y contemplándola vamos a tratar de imitar su docilidad a las inspiraciones del Dulce Huésped de su alma.

Todos.- Mamá querida, enséñanos a orar. Quédate con nosotros para que podamos recibir el Espíritu Santo con las mismas disposiciones interiores con que tú lo recibiste el día de su Venida.



Canción:

VEN AHORA

Ven ahora, Santo Espíritu,
deseamos tu presencia.
Llévame al silencio
y muéstrame la gloria de Dios (bis).

Celebrante- Jesús, antes de subir al Cielo, prometió que nos enviaría el Espíritu Santo.
Todos.- El dijo: “Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo y seréis mis testigos”.
Celebrante- Ven, Espíritu Santo, y enciende nuestros corazones
Todos.- con el fuego de tu Amor.

Lectura  Lectura de los Hechos de los Apóstoles. 2, 1-4
   
El celebrante tiene la homilía.

Canción:

YO OS DARÉ LA FUERZA

YO OS DARÉ
LA FUERZA DE MI ESPÍRITU,
SERÉIS MIS TESTIGOS,
VENCERÉIS EL MIEDO,
PORQUE YO OS DARÉ
LA FUERZA DE MI ESPÍRITU.

El mensaje de Jesús,
no podían comprender,
pero antes de ir al Padre
la promesa hizo Él.

YO OS DARÉ...

Llegado Pentecostés,
reunidos en un lugar,
se oyeron truenos y vientos
y en fuego se vino a dar.

YO OS DARÉ...

El Espíritu habló a Pedro,
y a Pablo le convirtió,
su Espíritu sanó enfermos,
su Espíritu es nuestro don.

YO OS DARÉ...

No andéis preocupados ya
por lo que habéis de decir,
mi Espíritu os lo dirá,
si el corazón me rendís.

YO OS DARÉ...

Celebrante: Vamos a pedir con todas nuestras fuerzas la venida del Espíritu Santo sobre nosotros para que nos transforme y podamos ser como el Señor espera de nosotros.

(A medida que se van pidiendo los Dones, mientras el lector explica en qué consiste cada Don, un joven sale a colocar una llama junto al dibujo del Espíritu Santo y todos cantan: Espíritu Santo ven ven, en el nombre del Señor).

Celebrante.- Ven, Dulce Huésped y danos el Don de Sabiduría.
Todos.-  Para que podamos gustar de Dios. Ven Espíritu Santo.
Lector.-  El DON DE SABIDURÍA nos permite ver las cosas como Dios las ve. Gustar de las cosas del cielo, saborearlas. Valorar las cosas en su justa medida. Con este don se alcanza una visión superior de las cosas terrenas para juzgarlo a la luz de Dios.
Todos cantan:  Espíritu Santo ven ven, en el nombre del Señor.

Celebrante.- Ven, Maestro del alma y danos el Don de Entendimiento.
Todos.- Para que podamos comprender la Palabra de Dios. Ven Espíritu Santo.
Lector.- El DON DE ENTENDIMIENTO convierte la fe en algo espontáneo y nos comunica luces e ilustraciones para descubrir el verdadero sentido de la palabra divina de la Biblia, los misterios de la fe.
Todos cantan:  Espíritu Santo ven ven, en el nombre del Señor.

Celebrante.- Ven, Dador de vida y danos el Don de Ciencia.
Todos.- para que siempre veamos las cosas como Dios las ve. Ven Espíritu Santo.
Lector.- El DON DE CIENCIA nos ayuda a ver a Dios en las maravillas de la creación y en el dolor. Con él se llega a comprender el sentido divino de las cosas creadas y se ve con más exactitud y claridad las verdades de la religión. Nos hace ver las cosas con la mirada de Dios.
Todos cantan:  Espíritu Santo ven ven, en el nombre del Señor.

Celebrante.- Ven, Amor y danos el Don de Consejo
Todos.- para que comprendamos siempre qué debemos hacer. Ven Espíritu Santo.
Lector.- El DON DE CONSEJO nos enseña a buscar y a dar consejo conforme a la voluntad de Dios. El alma sigue las inspiraciones de Dios y pone en práctica lo que es la voluntad de Dios. El alma se  orienta bien y sabe orientar a los demás. Es una luz mediante la cual el entendimiento práctico ve y juzga con acierto lo que debe hacer y los medios a emplear.
Todos cantan:  Espíritu Santo ven ven, en el nombre del Señor.

Celebrante.- Ven, Defensor y danos el don de Fortaleza
Todos.- para que tengamos la fuerza que necesitamos. Ven Espíritu Santo.
Lector.- Por el DON DE FORTALEZA el Espíritu Santo nos ayuda a resistir ante las tentaciones y nos impulsa para emprender nuevas metas en el camino hacia la santidad. Ayuda a luchar con constancia. Nos da fuerza y valor para vencer todas la dificultades.
Este don es el que hizo a los mártires tan valerosos para confesar a Jesucristo; el que infunde aliento e intrepidez a los misioneros; el que conforta a los cristianos para sufrir con resignación y entereza las grandes cruces, las pruebas de la vida.
Todos cantan:  Espíritu Santo ven ven, en el nombre del Señor.

Celebrante.- Ven, Consolador y danos el don de Piedad
Todos.- para que podamos tratar  a Dios como Padre. Ven Espíritu Santo.
Lector.- El DON DE PIEDAD nos hace ver a Dios como Padre; nos da un respeto amoroso para con nuestro Padre y entusiasmo por nuestros deberes de hijo. El que posee este don no sólo evita el pecado mortal o venial, sino que se siente inclinado y movido a honrar y dar culto a nuestro Señor, a darle gusto, a conversar con Él.
Todos cantan:  Espíritu Santo ven ven, en el nombre del Señor.

Celebrante.- Ven, Tercera Persona de la Santísima Trinidad y danos el don de Temor de Dios,
Todos.- para que nunca ofendamos al Señor. Ven Espíritu Santo.
Lector: El DON DE TEMOR DE DIOS nos da el sentido de la trascendencia y de nuestra pequeñez para que así respetemos a Dios y huyamos de ofenderle. Es el temor a ofenderle. Este temor nace del amor.
Todos cantan:  Espíritu Santo ven ven, en el nombre del Señor.

Celebrante.-
ORAMOS: Madre Santísima, Esposa del Espíritu Santo, nosotros nos confiamos a Ti. Tú que eres Nuestra Madre guárdanos siempre en tu Corazón. No permitas que nos separemos de ti. No nos abandones. Protege de manera especial a estos hijos tuyos, que en breve recibirán el Sacramento de la Confirmación, intercede por ellos ante el Señor para que fortalecidos con el don del Espíritu Santo sean, de palabra y de obra, sea testigos de Cristo, propagadores y defensores de la fe. AMÉN.

Bendición final con el Santísimo Sacramento.

YO CREO

Yo creo, adoro, espero y os amo.
Yo creo, adoro, espero y os amo,
y os pido perdón
por los que no creen ni adoran.
Y os pido perdón
por los que no esperan ni os aman. (bis)

descargar pdf

 

Hermana Clare

Hermana Clare

«¿Qué haces cuando no estás en la parroquia?»

Hna. Susan Joost, SHM (Jacksonville, EEUU): Habló con mucho fuego, sin respetos humanos, buscando la salvación de las almas de los jóvenes.

Buscar

Redes sociales

Elegir idioma